El iPad se convierte en un objeto de deseo en Europa y Asia

Los fanáticos fervientes se lanzaron a las tiendas de Apple en Asia y Europa en el primer día de ventas de la computadora tablet iPad fuera de Estados Unidos. En Londrés, Munich y Tokio, cientos de clientes hacían fila para adquirir un equipo. Se distribuirán 8,1 millones de iPad en el mundo en 2010. 28 de Mayo 2010
El iPad se convierte en un objeto de deseo en Europa y Asia

Para crear un objeto de deseo, Steve Jobs parece seguir teniendo la fórmula mágica. En sus primer día de ventas fuera de los Estados Unidos, el dispositivo, un poco más chico que el papel carta y con una pantalla táctil a color, diseñado para navegar por Internet, ver películas y leer, generó filas y amontonamientos frente a los locales de la empresa de la manzanita. “Quería tocarlo lo más pronto posible”, dijo Takechiyo Yamanaka, de 19 años, quien acampó frente a la tienda principal de Apple en Tokio desde la tarde del miércoles para ser el primero en la fila. “Es una decisión un poco visceral, emocional, porque no se puede justificar racionalmente”, dijo Anna Kistner al salir del local de Apple en Munich, Alemania, con dos iPads. “Es mucho dinero”, comentó.

El iPad ahora está a la venta en Alemania, Francia, Italia, Suiza, España, Gran Bretaña, Japón y Australia, y también será ofrecido en Canadá desde el viernes. Los precios de la versión más barata parten de los 499 dólares en Estados Unidos al equivalente a US$ 617 en Gran Bretaña. El alboroto mundial en torno al iPad ayudó a que Apple superara esta semana a Microsoft como la mayor empresa de tecnología por valor de mercado, lo que describe la hazaña de una firma que casi colapsa en la década del 1990.

En Londres, prevalecía la atmósfera circense habitual para cada lanzamiento de la marca. “íJake! íJake! íJake!,‘ vitoreaban los empleados de la tienda de Apple a Jake Lee, un estudiante de 17 años, cuando lograba entrar a la tienda después de esperar 20 horas. “Esto es ridículo, increíble. No lo puedo creer”, dijo Lee y añadió que lo primero que quería hacer al llegar a su casa era dormir ... y después jugar con su iPad.

Apple ha vendido un millón de iPads en Estados Unidos desde su debut el 3 de abril, con lo que superó las estimaciones más optimistas previas al lanzamiento. La demanda fue tan fuerte que la compañía demoró el lanzamiento internacional por un mes. La empresa de estudios de mercado, RBC Capital Markets, estimó que el total de ventas del iPad alcanzará las 8,13 millones de unidades en todo el mundo para fin de año.

Crear una necesidad
Las ventas internacionales son cada vez más importantes para Apple, que ahora obtiene casi un 60 por ciento de sus ingresos fuera de Estados Unidos. La firma cuenta con su base de fanáticos preexistentes, quienes ya tienen un reproductor iPod, un teléfono iPhone o una computadora Macintosh, para que sumen al iPad a su colección, mientras los rivales alinean sus propias ofertas de computadoras “tablet”. Pascal Lordon, uno de los primeros de la fila de la tienda central de Apple en el subsuelo del Louvre en París, dijo que ya tenía el resto de los productos de Apple y se describió a sí mismo como un gran fanático. “El iPhone creó una nueva necesidad, pero la pantalla es pequeña. El iPad es más cómodo -tiene una verdadera pantalla”, dijo Lordon, un editor de video de 51 años.

La tablet Streak, de Dell, saldrá a la venta el mes próximo en Gran Bretaña, mientras que Sony y Hewlett-Packard también preparan sus propias versiones. “No voy a comprar al iPad ahora dado que es caro. Soy un fanático de Sony”, dijo Kengo Nakajima, un estudiante de 19 años que esperaba en la fila con su amigo Yamanaka en la tienda de Apple en el barrio Ginza, de Tokio.

Apple aún tiene que anunciar la fecha de lanzamiento para China continental, el que podría ser un mercado mucho más difícil. Versiones de imitación del dispositivo están circulando en internet y en centros comerciales minoristas en un país propenso a la piratería. Sin embargo, hay cierto temor a que Apple, que tercerizará la producción del dispositivo y depende de numerosos proveedores de partes, no estaría disponible para suministrar suficiente cantidad de unidades. “La oferta va a seguir ajustada, pero estimo que van a vender cada unidad que puedan distribuir”, comentó Andy Hargreaves, analista de Pacific Crest Securities en Estados Unidos, antes del lanzamiento del viernes.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar