El futuro en juego

Cuánto factura y cuáles son las principales plataformas a las que apunta un negocio que se amolda a las distintas tecnologías 12 de Enero 2012
El futuro en juego

Cuadrado, círculo, triángulo, cruz. Ese es el abecedario de un idioma que se habla con joystick y que en la Argentina factura US$ 50 millones al año. El negocio de los videojuegos cuenta con alrededor de 65 empresas en todo el país y una edad promedio de profesionales que ronda los 27 años, según datos de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentina (ADVA).

Dentro de un mercado volátil los desarrolladores argentinos supieron amoldarse a los cambios y plantar bandera en la industria. “El ingenio y la cultura de trabajo que nos caracteriza nos permite realizar proyectos que llaman mucho la atención para los -usualmente pocos- recursos disponibles. Regnum por ejemplo, fue desarrollado por un equipo de siete a diez personas. Es un juego que compite con otros títulos que tienen varios millones de dólares de presupuesto y cuentan con equipos de más de 100 desarrolladores”, explica Andrés Chilkowski, co-fundador de NGD Studios y miembro de la comisión directiva de ADVA. El juego que nombra fue lanzado en noviembre de 2011, cuenta con 50.000 usuarios activos y lleva recaudado en ventas US$ 2 millones.

En un principio los ojos del negocio estaban enfocados solo en el desarrollo para PC y consolas. Hoy en día, el mercado de los videojuegos abarca tanto smartphones, tabletas, redes sociales y cuanta plataforma nueva exista. Para Diego Tártara, Director de Tecnología del estudio de Gaming de Globant, “la tendencia para este año es un fuerte crecimiento de PC, tomando lo alguna vez perdido por las consolas de esta generación que están llegando a su ocaso”.

Por otra parte, Chilkowski se ve esperanzado con las nuevas aristas del negocio. “Estas nuevas plataformas han ‘democratizado’ la industria ya que cuentan con barreras de acceso bajas y modelos de negocios muy alentadores tanto para grandes empresas como para pequeños estudios independientes”, sostiene.

La mayoría de los juegos que se producen dentro del país se comercializan en el exterior. Estados Unidos, Europa y varios países de América suelen ser los principales destinos. Juegos como Bunch of Heroes o Regnum tienen como mercados predilectos a España, Alemania, Brasil, Rusia y Argentina, entre otros. Por otra parte, Globant desarrolla para empresas internacionales como Electronic Arts, Mind Candy, Rockstar y Riot Games.

El desafío a futuro para Chilkowski es “animarse crear verdadero valor en vez de vender servicios al estado o a las grandes empresas”. Para él, Argentina ya es un foco de software a nivel regional y Tártara coincide en esta cuestión. “El país ya está en el mapa, tiene valor diferencial y mucho talento. Lo que hay que trabajar ahora es en seguir creciendo, tanto en valor como en volumen”, sostiene el director de Gaming de Globant.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar