*

El desafío de integrar el funcionamiento de los negocios.

Gabriel Rosignoli, Asociado de Paradigma Sociedad de Soluciones 30 de Marzo 2010
El desafío de integrar el funcionamiento de los negocios.

Las soluciones BPMs (Business Process Mangement Solutions) nos brindan hoy la posibilidad de hacer realidad la integración de los distintos componentes clave del funcionamiento de los negocios: Procesos, Organización, Sistemas.
Las denominamos “soluciones” ya que, más allá de constituir aplicativos informáticos, BPM es además una metodología de gestión que emplea herramientas de software para asegurar la ejecución y gobernabilidad de los procesos de negocio. Básicamente sus funciones principales permiten:
 Modelar, analizar y simular los procesos
 Automatizar los procesos en un ambiente estructurado y colaborativo
 Monitorear y analizar métricas de negocio
 Instrumentar y compartir los cambios establecidos en los procesos
Esto facilita la realización de acciones de mejora continua en los procesos, haciéndolos mas efectivos, eficientes y flexibles, capaces de adaptarse en un ambiente de cambio permanente.

Podemos dividir la solución tecnológica BPMs en dos componentes: Las herramientas que permiten básicamente el diseño y modelización de procesos denominadas BPA (Business Project Architects), y los que permiten la orquestación, puesta en operación y gestión de los mismos denominadas BPM (Business Process Management). BPA es un instrumento a través del cual se diseña el proceso y se crea la plataforma sobre la que se pondrán en marcha las diferentes operatorias. BPM, por su parte, es una herramienta de operación que permite integrar distintos sistemas de base existentes a los largo de un proceso, sin importar sobre que plataformas estén corriendo.

La implementación de estas soluciones BPM no solo afecta a los procesos sino que debe tener relación con las demás aristas clave para el funcionamiento del negocio como ser la Organización y los Sistemas de Información. La esencia de la metodología BPM dispone que los procesos deben definirse en forma modular (Building Blocks) de forma de contar con una estructura flexible de los mismos al momento de tener que realizar modificaciones o ajustes producto de cambios en el entorno del negocio.

Este concepto de “Building Blocks” también es adoptado por las áreas de Sistemas mediante la aplicación de estrategias SOA (Service Oriented Architecture), y de las Áreas de RRHH con las metodologías de RBS (Role-Based Structure) mediante las cuales elaboran las distintas posiciones de la empresa como combinación de los denominados “Roles Organizacionales Básicos”.

Estas 3 metodologías (BPM, SOA y RBS) deben ser consideradas en forma conjunta al momento de estructurar el funcionamiento interno del negocio a fin de lograr el mayor aprovechamiento de cada una. En este ámbito BPM constituye una solución fundamental de integración ya que es el componente clave que define el funcionamiento de los procesos de negocio a través de las distintas áreas de la empresa, interactuando con distintos sistemas que pueden estar o no en una misma plataforma tecnológica.

BPM es una nueva forma de definir, operar y gestionar los procesos de una compañía. Representa un cambio del paradigma tecnológico con impactos similares a los acontecidos con el surgimiento de las soluciones ERP y CRM, sin que se posea al momento una noción acabada de beneficios que aporta a la dinámica de la empresa.

No importa tanto la solución tecnológica BPMs a seleccionar para su empresa, sino el concepto de cómo debe llevarse adelante, de forma que la inversión necesaria para su puesta en funcionamiento genere beneficios significativos y sustentables para la compañía.


 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar