El camino hacia el 4G

La nueva generación de redes móviles y la masificación de los smartphones proponen una nueva experiencia para los usuarios. La primera entrega de las 10 tecnologías Hot que transformarán el mercado en los próximos años, según la revista Information Technology. 04 de Marzo 2011
El camino hacia el 4G
No es novedad que los móviles han revolucionado no sólo el universo de las telecomunicaciones, sino también el de la informática en su totalidad. Los celulares se transformaron en poco tiempo en computadoras de mano y el crecimiento en la capacidad de las redes móviles permitió aplicaciones que apenas eran promesas poco creíbles unos años atrás. 

La cuarta generación de comunicaciones móviles (4G) será disputada, principalmente, por dos tecnologías: LTE (Long Term Evolution) y WiMax. Si bien la primera parece haber reunido una mayor cantidad de adhesiones entre los operadores globales que comenzaron a implementar estas redes, ninguna de las que actualmente es presentada como 4G es técnicamente considerada como tal por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), que depende de las Naciones Unidas. 

Según la UIT, las redes 4G deben ser totalmente IP y alcanzar picos de velocidad de hasta 100 Mbps, entre otros requisitos, mientras que las implementaciones de estas redes en países como Estados Unidos no son tan rápidas, pese a que las promocionan como 4G. En América latina, las cosas van un poco más despacio. “Tiene bastante que ver con la dificultad de obtener espectro para ampliar las redes, entonces muchos están atados al espectro que tenían para 2G y tratan de aprovecharlo todo lo posible con tecnologías como HSPA (High-Speed Packet Access)”, dice Erasmo Rojas, director para América latina y Caribe de 4G Americas. 

Sin embargo, en Estados Unidos el operador T-Mobile no se sonrojó al presentar a su red HSPA+ (una versión mejorada de esta tecnología) como 4G, lo que despertó la ira del resto de sus competidores. Si bien HSPA+ —que suele ser considerada como 3.5G— en teoría podría llegar a ofrecer velocidades de hasta 84 Mbps, la red de T-Mobile no supera los 21 Mbps. En Sudamérica, Chile es el país que tomó la delantera en este sentido, ya que primero Entel y posteriormente Movistar comenzaron a desplegar estas redes. En la Argentina todavía no se conocen anuncios al respecto.

En tanto, la introducción cada vez mayor de dispositivos con capacidad de transmisión de datos “pesados” como el video puso en jaque a la capacidad de las redes, sobre todo en las grandes ciudades. En la conferencia “4G World” que tuvo lugar el mes pasado en Chicago, Estados Unidos, los analistas predecían un crecimiento del 700 por ciento en el tráfico en las redes wireless para 2015 a partir de los, cada vez más, dispositivos conectados (los smartphones consumen en general 50 por ciento más ancho de banda que un celular estándar). Otros factores no del todo previstos también tuvieron una influencia en el consumo de ancho de banda móvil. Por ejemplo, “los operadores no pensaban que los usuarios iban a usar su smartphone como módem en vez de ir a la PC para conectarse”, advierte Rojas. Según el especialista, “en 2011 veremos más aplicaciones con alto consumo de datos. Si bien el video en el móvil será más un ‘driver’ de las redes 4G, con HSPA+ los operadores llegarán a velocidades de 2 o 3 Mbps, lo que facilitará la experiencia del usuario de smartphones. Los operadores en la región están preparándose para eso y la Argentina no será la excepción”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar