El cambio climático y el fin del petróleo impulsan las nuevas tecnologías

Más allá de las catástrofes y las cumbres de expertos sobre el tema, el cambio climático impulsará una nueva revolución industrial y desarrollos tecnológicos en las próximas décadas. Entre los motores estarán la adaptación de los medios de transporte, dispositivos IT y la nueva infraestructura de las ciudades. Las claves presentadas en el último Foro Mundial sobre Cambio Climático realizado en Alemania. 29 de Junio 2010
El cambio climático y el fin del petróleo impulsan las nuevas tecnologías

Basta de hablar de catástrofes ambientales, hay que mostrar las soluciones que se están poniendo en marcha para combatir y adaptarse al cambio climático. Esta parece ser la conclusión general del Foro Global sobre Cambio Climático y Medios que se realizó del 21 al 23 de junio en Bonn, Alemania. El encuentro fue organizado por la cadena internacional de noticias alemana Deutsche Welle, y asistieron 1.500 científicos, académicos, empresarios, ambientalistas y periodistas de más de 90 países. Durante tres días, la ex capital de la República Federal Alemana, convertida en sede de 19 organizaciones de las Naciones Unidas, fue el escenario de intensos debates sobre las nuevas perspectivas para abordar un tema multidisciplinario y complejo, como es el cambio ambiental con sus facetas económicas, tecnológicas, geopolíticas, científicas y sociales.

En la apertura del Foro Global, Erik Betterman, director de la Deutsche Welle, señaló la importancia de resaltar los nuevos modelos de producción, trabajo y consumo que están emergiendo, en contraposición a los habituales modelos de negocios (Business as usual) basados en el derroche y los combustibles fósiles. “Debemos crear conciencia, pero también mostrar las soluciones y las salidas posibles a la encrucijada climática”, destacó el periodista.

Por su parte, el alcalde de Bonn, Jürgen Nimptsch, subrayó que “hay esperanza a pesar de que (en diciembre de 2009) la cumbre climática de Copenhagen, no logró los objetivos. “Los ciudadanos sabemos que debemos contribuir a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Lo que necesitamos saber es cómo hacerlo”
El cambio climático no es una cuestión ambiental, sino una cuestión de desarrollo y desafío geopolítico. Así lo expresó Yvo de Boer, secretario general de la Convención de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCC). “Si bien en Copenhagen no se logró una revolución ecológica, más de 120 presidentes acordaron reducir emisiones, y se avanzó en las negociaciones sobre cómo financiar los proyectos de mitigación y adaptación al cambio climático.

“Muchos gobiernos están preocupados porque el crecimiento económico requiere energía. Los combustibles fósiles se están agotando y se estima que hacia 2020 la demanda energética será 40 veces más alta que en 1997, impulsada principalmente por las potencias emergentes. Las energías limpias, como la eólica y la solar, pueden darnos una respuesta. El hecho es que, pese a la crisis financiera global, las inversiones en energías renovables no dejaron de crecer”, sostuvo de Boer.

Verdades inconvenientes
Uno de los momentos más emotivos del Foro sobre Cambio Climático fue cuando subió al estrado Felix Finkbeiner, de 12 años, creador de Plant for the Planet, una iniciativa que empezó con sus compañeros en el colegio, y hoy tiene 1.200 seguidores en todos los continentes . Con la simplicidad y la contundencia que tienen los chicos, Felix sentenció: “los adultos tienen que dejar de hablar, y empezar a plantar árboles”, como ya lo hicieron más de 7 mil chicos en todo el mundo. Su propuesta es muy concreta, y se resume en tres puntos:

1. Que cada persona plante un árbol por cada año de vida
2. Justicia climática: que cada habitante del mundo tenga derecho a una cuota de emisión de CO2 igual, y no como ahora, que el 25% de la población en los países más ricos, emite el 60% de los gases de efecto invernadero.
3. Emisión cero en 2050. Llevar a los museos todos los dispositivos y máquinas que funcionan con combustibles fósiles, y reemplazarlos por aquellos que utilizan energías limpias.

A continuación, habló el empresario Bertrand Piccard, promotor del proyecto de aviación solar, quien en 1999 dio la vuelta al mundo en globo y está preparando su próximo vuelo alrededor del planeta impulsado por la energía del sol. “La aventura de recorrer el mundo en globo cambió mi vida, porque aprendí que hay que ir más alto para encontrar mejores vientos, y también que es preferible ir despacio en la dirección correcta, que avanzar rápido en la dirección equivocada”, señaló Piccard. “La consecuencia de ir demasiado rápido en la dirección equivocada es que en lugar de desarrollarnos, generamos pobreza”, aseguró, mientras su video presentación viraba del viaje en globo a la perturbadora imagen de gente viviendo encima de los árboles, en la campiña francesa, porque han perdido su casa. “Estamos agotando los recursos naturales, y la paradoja es que los países industrializados ya no tienen industrias. Las deslocalizaron en Asia porque así pueden pagar sueldos miserables, y dejar gente sin trabajo en sus países”.

Finalmente, Hermann Scheer, presidente del Consejo Mundial para las Energías Renovables (WCRE), señaló la necesidad de brindar mayor difusión a las iniciativas locales de mitigación y adaptación al cambio climático. “Un emprendimiento local de aprovechamiento de las energías limpias entusiasma mucho más que cualquier cumbre mundial sobre Cambio Climático”, destacó.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar