El Triple Play da otro paso

La aprobación de parte de la Cámara en lo Contencioso Administrativo permitirá a los operadores de cables en la Argentina ofrecer el combo entre televisión, Internet y telefonía. La decisión no cambia –por ahora- el entorno. Todo dependerá, si uno de los grandes players se decide a ir fondo y rebaja los precios. Las claves de un mercado que hoy se estima en u$s 3.600 millones. 09 de Abril 2010
El Triple Play da otro paso
La oferta combinada de Internet, telefonía y televisión (triple play, por su nombre en inglés) ya es una realidad en la Argentina. El fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo apenas ratificó una realidad que, en algunos casos como el de las empresas Telecentro, Supercanal (Mendoza) u otros operadores más pequeños del interior del país ya está en marcha. En todo caso, la decisión jurídica pone en alerta a los jugadores más grandes, como las telefónicas, sobre qué hará el big player del mercado. En otras palabras, el Grupo Clarín, que incluye a Cablevisión.

“La decisión de cambiar no cambia nada. En efecto, los operadores de cable pueden operar telefonía desde el 2000. Por algo, oferentes como Telecentro o Supercanal ya están ofreciendo el combo”, cuenta Enrique Carrier, director de la consultora Carrier & Asociados. “Otros que ya tenían las licencias necesarias, se centraron en otros ámbitos como la digitalización, que era más importante para ellos en ese momento”, agrega. Por otro lado, el experto recuerda que el servicio de telefonía no es un negocio que en el país despierte demasiado entusiasmopor la falta de infraestructura, redes y tarifas. “Estas están congeladas desde la crisis. Falta el valor agregado”, advierte Carrier. Sin embargo, sí reconoce que las cosas pueden empezar a cambiar una vez que el principal oferente del sector de cable, Cablevisión – Grupo Clarín – se decida a apostar más fuerte por el paquete de triple oferta. “Ahí las cosas y, principalmente, los precios pueden empezar a entrar en movimiento”, resume.

En tal caso, se potenciaría un mercado que equivale a un negocio US$ 3.600 millones, según datos de la consultora TBI Unit. Su director, Pablo Tedesco, aclara que esa cifra se calcula en base a los 3 millones de usuarios que hoy ya cuentan con acceso a banda ancha y cables en el país. También Tedesco indica que la pelota para activar el triple play en el país pasa por la movida del grupo Clarin. “El fallo de esta semana, obliga a que las operadoras de cable tengan derecho a exigir y recibir una numeración telefónica propia. Pero, en esencia, este negocio depende de las promociones y precios y éso, por ahora, no ocurre porque falta competencia”.

Gran parte del dilema radica en que, los jugadores del mercado supieron encontrar vías alternativas para acercarse a los potenciales clientes. También las operadoras de telefonía, que son, en definitiva, las supuestas grandes perdedoras de una entrada masiva de las empresas de cable en el sector. La ley que rige sobre su potencial expansión al segmento de la televisión es la de radiodifusión, que –todavía- lo prohíbe. Sin embargo, tanto Telecom como Telefónica encontraron un camino para superar el impasse. Se asociaron a la compañías de televisión satelital –DirecTV- y también ya ofrecen paquetes con contenidos triple play. “Y, en este segmento, se reparten el mercado casi en partes iguales”, cuenta Tedesco, de TBI Unit.

Los expertos consultados estiman que “algún momento” el triple play llegará tomar envión como ya lo hizo en otros partes de región. Mientras, el mercado seguirá buscando y encontrando sus recovecos  para hacer negocios aunque sin la escala que podría tener para beneificar de forma eficiente al consumidor.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar