Dell: "Había tres áreas que estaban dando problemas"

El presidente para Américas de Gran Corporativo de Dell, Josh Claman, visitó el país y habló sobre las prioridades de una empresa que renueva su posicionamiento en el mercado regional. 14 de Junio 2011
Dell: "Había tres áreas que estaban dando problemas"

Dell, la compañía fundada en 1984 y liderada por Michael Dell, sigue apostando por afianzarse como uno de los innovadores del sector. En diálogo exclusivo con IT Business, Josh Claman, presidente para Américas de Gran Corporativo de Dell, comentó cómo y dónde puede llegar a reflejarse esa aspiración. El último ejemplo fue, a fines de mayo, el lanzamiento de la laptop la XPS 15z de la compañia, que cerró su último año fiscal con ingresos superiores a los u$s 61.000 millones, un 16% más que en el anterior. Dell aspira con el nuevo equipo a pelearle el puesto -nada menos- que a la todepoderosa Apple.

Con la tranquilidad que da la experiencia de haber trabajado más de ocho años en Dell, Claman confirmó el renovado interés de la empresa por el mercado regional y la apuesta al rol de proveedor de soluciones sin descuidar sus tres pilares: centros de datos, almacenamiento y la computación del usuario final.

Desde hace un tiempo se nota en Dell un corrimiento de la imagen de sólo proveedora de hardware para darle espacio a la de servicios, ¿cómo y cuándo comenzó este cambio?
Dell creció rápidamente con un modelo que fue evolucionando con la economía y en los negocios. En los primeros 25 años, la tecnología era más bien lo que el cliente requería comprar: computadoras, dispositivos, notebooks. Hace tres o cuatro años, nos detuvimos para analizar nuestros logros como empresa y evaluar cómo continuar con el crecimiento en los próximos años. Por eso, nos sentamos con nuestros clientes para conocer en qué necesitaban que invirtiéramos y descubrimos que había tres áreas que les estaban dando problemas: una eran los centros de datos. En muchos casos, las empresas habían virtualizado sus centros de datos pero no eran automáticos. Habían logrado ahorrar en capital de trabajo, pero no en horas. Esta necesidad nos llevó a adquirir conocimiento y centros a gran escala, como los de Facebook o Microsoft, y aplicarlo en los centros de datos comerciales para un cliente corporativo.

La segunda área era de almacenamiento. Con un 60% anual, los datos crecieron dramáticamente en los últimos años y los CEOs acudían a nosotros en busca de una solución que los ayudara a reducir los costos en almacenamiento. Así es que comenzamos a adquirir empresas en el área del storage para incorporar a nuestro portfolio (ver: Cartera de Inversiones). El tercero era sobre la computación para el usuario final y el desafío que tienen los CEOs y CIOs ante la llegada de los dispositivos tecnológicos de consumo al lugar de oficina (conocido como consumerización).

¿Entonces, la clave del éxito de Dell cúal es?
Definitivamente, la clave para lograrlo es sentarse a hablar con el cliente.

Sus clientes van desde hogares hasta el sector público y privado. ¿En dónde focalizarán sus esfuerzos para el desarrollo de las soluciones?
Tratamos siempre de apuntar al sector medio, ya que una solución de ese segmento permite escalar hacia arriba y abajo. Por otro lado, también crece y crecerá nuestra participación en el sector alto.

La seguridad preocupa, también en materia de virtualización y cloud. ¿Cómo afrontan esa incertidumbre, considerando que invertirán u$s 1.000 millones en esta tecnología en este año fiscal?
La seguridad es el tema principal para una empresa. Cuando se habla de la comunicación en nube, algunas compañías manifiestan no querer pasarse al sistema, pero, cuando se les pregunta qué consideran o les gustaría pasar a la nube, ellos dicen que la aplicación CRM, que es la información más confidencial de los clientes o los datos de la nómina de empleados. Hay mucha confusión al respecto.

¿Qué le sugiere entonces a quienes están pensando en pasarse a la nube?
Lo que el cliente debe tener en cuenta es que para pasar a la nube tiene que tener seguridad y tiene que ser un sistema efectivo en costo y en capacidad. Tenemos clientes en todo el mundo que poseen un espectro de soluciones de aprovisionamiento; hay mucha flexibilidad para que el cliente pueda decidir qué parte deja en el host, qué se quedan ellos, qué ponen en la nube. La posibilidad de elección es un punto muy importante.

¿La reputación sobre la seguridad en el cloud computing es entonces sólo algo mediático?
No creo. La seguridad siempre debe ser una preocupación en la que debe hacerse foco constantemente. La explicación para el tema de la nube es que ésta sobrepasó a la realidad. El cloud pasará a ser un negocio de u$s 25.000 millones en los próximos 18 meses. No hay duda de que las aplicaciones irán pasándose a la nube.

¿Hacia dónde apunta Dell a futuro?
Nuestras soluciones y adquisiciones de empresas están concentradas en nuestros tres pilares. A futuro, continuaremos reforzando nuestra comunicación con el cliente basado en las soluciones.

¿Para América latina y el mercado local qué plan de inversión tienen?
Geográficamente continuaremos invirtiendo en América latina porque está creciendo económicamente. Respecto a la diferencia de mercados, no creo que sean muy distintos, porque los clientes alrededor del mundo comparten las necesidades aquí y en Tokio. Nuestra meta es que Dell crezca rápidamente en servicios y hardware. Pienso que estamos muy bien posicionados, tenemos capacidad económica, el conocimiento y la experiencia junto a una estrategia que es sustentable en el tiempo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar