Debate: IVA especial para la compra y venta por Internet

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó la aplicación de una versión especial del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para las operaciones de compra y venta de productos y servicios por Internet. La medida regirá a partir del 1 de enero del año próximo. La discusión por su impacto en un sector que genera $ 5.240 millones anuales. 15 de Noviembre 2010
Debate: IVA especial para la compra y venta por Internet

Finalmente, el paso anunciado hace unas semanas se hizo realidad. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó la aplicación de una versión especial del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para las operaciones de compra y venta de productos y servicios por Internet. La misma regirá a partir del 1 de enero del año próximo. La medida convierte a las plataformas de comercio electrónico como Mercado Libre o Más Oportunidades en agentes de retención de impuestos, por su rol como intermediarios en la concreción de las operaciones de compra y venta.

Esta alícuota corresponde al 1, 2 ó 3 por ciento, según diferentes casos establecidos en la resolución general 2955 publicada el viernes en el Boletín Oficial. Además de las empresas, en el comercio electrónico en la Argentina es muy importante la cantidad de usuarios individuales que venden y compran artículos nuevos o usados.

Para estos casos, se previó que paguen el impuesto aquellos que en un mes calendario vendan “cosas muebles nuevas, locaciones y/o prestaciones de obras y/o servicios, concertadas y/o perfeccionadas electrónicamente”, en un “mismo portal virtual”, que resulten ‘iguales o superiores a la cantidad de 10‘ o cuando la suma de los montos sea “igual o superior a $ 20.000”.

Desde el seno del szector, el presidente de la Cámara de Comercio Electrónico, Juan Martín de la Serna, salió a negar que la aplicación del régimen genere mayores costos para los vendedores de productos y servicios por internet o que impliquen un aumento de precios. “No hay ninguna razón para mayores precios, la implementación de este régimen especial no implica costo adicional”, aseguró De la Serna ante la agencia Télam. Por el contrario afirmó que la medida, que comenzará a aplicarse el 1 de enero de 2011, “es perjuicio para nadie y beneficio para el fisco y para la industria porque ayuda a transparentar la actividad”. 

En el mismo sentido y siempre según las declaraciones de la agencia oficial de noticias argentina, uno de los empresarios del sector, Marcos Pueyrredón, enfatizó que “hay que romper con la idea de que quien vende por Internet no paga impuestos”. El ejecutivo agregó que todos los casos comprendidos dentro de la resolución son personas físicas o jurídicas que ya cumplen con el pago de tributos. “Como en todas las operatorias de percepción de IVA, el vendedor termina teniendo una constancia en su declaración jurada para que le reconozcan el crédito fiscal”, agregó De la Serna. 

La percepción del IVA se realizará sobre aquellos que, en un mes calendario, vendan “cosas muebles nuevas, locaciones y/o prestaciones de obras y/o servicios, concertadas y/o perfeccionadas electrónicamente”, en un “mismo portal virtual”, que resulten “iguales o superiores a la cantidad de 10” o cuando la suma de los montos sea “igual o superior a $ 20.000”, según consta en la resolución 2955 publicada en el Boletín Oficial. La calificación deja fuera de la percepción a las operaciones eventuales, que realizan los consumidores individuales que venden cosas usadas, o que se desprenden de productos heredados, los que en el ambiente de Internet se conocen como transacciones CtoC (consumidor a consumidor).

El año pasado las transacciones de comercio electrónico realizadas en la Argentina alcanzaron un monto por registró $ 5.240 millones de los cuales $ 600 millones correspondieron a operaciones concretadas entre consumidores individuales.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar