De qué se trata Taringa Música

El sitio tendrá su lanzamiento este viernes en versión beta. Tatu Estela, su responsable, cuenta las principales características del nuevo servicio. El copyright y los cambios de consumo en los usuarios. 07 de Febrero 2012
De qué se trata Taringa Música

El negocio de la música está cambiando y la tecnología juega un papel fundamental en esta nueva etapa. Mientras el disco agoniza como formato de reproducción, el streaming y la descarga de música se afianzan en este rol. 

El mercado de música online cada día se vuelve más variado. Desde plataformas como
iTunes de Apple, que cuenta con un catálogo de 20 millones de canciones para comprar y descargar, o Grooveshark, que permite el streaming de canciones y se nutre con más de 1.000 millones de streams por mes, a servicios como el de 8tracks, en donde los usuarios arman listas de temas para compartir online o Bandcamp, un sitio más enfocado en los artistas en donde pueden subir sus discos y ponerles el precio que quieran.

En medio de una polémica global sobre los derechos de autor en Internet,
Taringa lanzará una nueva plataforma de streaming de música online que será estrenada este viernes y estará accesible solo a través de una invitación en esta primera fase.  Este nuevo emprendimiento se da en un contexto de crecimiento del portal de los hermanos Botbol, que actualmente cuenta con más de 72 millones de visitantes por mes, de los que 18 millones son de la Argentina.

De un músico, para músicos

Tatu Estela es el co creador  y responsable de Taringa Música. Con una larga trayectoria dentro del ambiente musical, siendo productor e ingeniero de sonido de varios artistas como Jorge Drexler, Lisandro Aristimuño, Divididos y Bersuit Vergarabat, entre otros; decidió embarcarse por primera vez en un proyecto digital. “Hace 5 años yo tenía la idea de realizar algún contacto con iTunes para que vengan al país. Mandé un mail a Surco (sello discográfico de Gustavo Santaolalla) para ver si se podía hacer algo, pero no se dio. Como a mediados del año pasado me junté con los hermanos Botbol (creadores de Taringa!) y les propuse la idea. Ellos también venían con ganas de hacer un proyecto similar y nos solapamos”, cuenta Estela.

El sitio se viene desarrollando hace seis meses y ya cuenta con más de 3.000 inscriptos y más de 200 artistas que ya firmaron el acuerdo en donde se identifica que efectivamente ellos son los dueños de las obras. De esta forma, su música solo puede ser cargada por sus propios dueños. “El usuario sube su música bajo su consentimiento. Se firma una autorización con Taringa!, en la que si otra persona quiere subir la música del artista no puede hacerlo. El sitio cuenta con moderadores  y el usuario también denuncia los casos de temas que sean subidos por otra persona y no su creador”, explica el responsable de T!Música. Así, se aseguran que los derechos de autor se conserven al darle al artista la potestad de subir o no la música que quiere.

Puede ocurrir que un artista suba su música y su discográfica se oponga. En ese caso, Estela asegura que “el artista sube la música una vez completada debidamente la autorización. Si nos pide la empresa que lo bajemos así será. Ya si el músico carga algo a Taringa y la discográfica no está de acuerdo, logramos un debate entre los artistas y los sellos”.

Streaming sí, venta... ¿quién sabe?

Según Estela, el objetivo del nuevo portal de Taringa es que sea una red social de músicos en donde puedan interactuar con sus fans. También ofrecerán perfiles personalizables, estadísticas que permitirán saber, por ejemplo, en qué momento de una canción el usuario abandona la escucha y la posibilidad de cargar las letras y acordes de sus temas. Los usuarios podrán votar rankings con las canciones dentro del disco y armar sus propias listas con diversos artistas dentro del portal.

La interfaz del sitio permite cargar los discos a través de un simple drag & drop, al igual que el arte completo del disco, no solo la tapa. Una novedad del portal es la posibilidad de destacar tres canciones dentro de un disco que cumplen la función de los cortes de difusión tradicionales. “Nos dimos cuenta que el usuario empieza por el tema uno y va abandonando. Les pusimos tres estrellas a los artistas para que puedan elegir 3 cortes. La idea es empezar a romper la fatiga del usuario”, comenta Estela.

“La gente consume de otra forma. Nos pusimos  en modo consumidor para ver qué pasaba. Cuando vimos que los mismos músicos subían su obra y era eliminada, los mismos artistas nos puteaban. El músico también necesitaba un cambio”, sostiene el responsable de Taringa Música.

Pero ese cambio podría haber sido en un formato de venta online o de streaming,  como el que finalmente se eligió. ¿Porqué esta modalidad? “SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores) nos cobra 25 centavos por tema bajado y es imposible sustentarlo,  así muere comercialmente Taringa. Le ubicamos la vuelta y vimos que con el streaming nos cobra el 10 por ciento de todo lo que se factura dentro del portal”, explica Estela.

Los ingresos del sitio pasarán por la venta de publicidad en esta primera etapa, pero en el futuro puede que el modelo cambie. “Pensamos que más adelante podemos hacer unas especie de suscripción paga donde puedan haber bajadas o escuchas en mayor calidad. También es posible,  en una segunda etapa, repartir regalías con los músicos a medida que vaya creciendo”, cuenta Tatu Estela. “Consolidar esa parte que se les fue con la venta de los CDs y que no hoy no existe. Si la parte comercial de Taringa logra vender publicidad en el portal a tal punto que nos parece que podemos darle una parte digna al músico es muy posible que así sea”, sostiene. El mismo sería en base de cantidad de escuchas por artista.

“Apuntamos a todos lados, también a los sellos no solo a artistas independientes. La idea es que estén todos”, se entusiasma.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar