*

David Scult: "El impacto de la Web 2.0 nos sorprendió a todos"

Con una inversión de US$ 100 millones en I+D, la empresa avisora un futuro sin computadoras y con libros digitales. El gerente General de la división Information Worker de Microsoft Office, cuenta cómo se hace sentir el avance de la colaboración. 25 de Enero 2010
David Scult: "El impacto de la Web 2.0 nos sorprendió a todos"

Hace más de 20 años que David Scult, gerente General de la división Information Worker de Microsoft Office, trabaja en el mundo de la colaboración. De hecho, fue empleado de IBM Lotus y vio la gestación de herramientas que dieron comienzo al concepto original. En Microsoft, la modalidad se plasma en SharePoint, una herramienta que combina las formas de colaboración tradicionales con las herramientas de escritorio que ofrece Office. Según datos de la empresa, el producto fue el que más creció (y más rápidamente) en la Argentina durante los últimos cuatro años. Los crecimientos anuales se dieron entre un 80 y un 100 por ciento. Carlos Meira, director de Unidad de Negocios Information Worker para Argentina y Uruguay, cuenta que dentro de las 100 empresas más grandes del país el 51 por ciento ya tiene SharePoint.

Por su parte y en entrevista exclusiva con Infotechnology.com, David Scult revela por qué el futuro estará rodeado de este tipo de herramientas. Tanto es así que el ejecutivo se imagina un mundo en donde las PCs tradicionales dejarán de existir y los lectores digitales no tendrán la forma con la que se especula hoy.

¿Cómo ve Microsoft hoy al fenómeno de la colaboración?
Microsoft ha estado en este espacio durante 15 años, pero, hasta hace poco, la colaboración estaba limitada al messagging (mensajería, e-mail). En los últimos años, muchos otros productos en nuestra cartera comenzaron a ajustarse a esta visión de colaboración. Pero, empezaron a funcionar realmente cuando tomamos la familia de Office, que es donde la gente dedica más del 80 por ciento de su tiempo. Con la última versión del producto, que nosotros llamamos SharePoint, comenzamos a unir a esas herramientas de productividad de escritorio con muchos de los conceptos emergentes como Teamsights (sitios para equipos portables) o gestión de contenidos, inteligencia y portales para negocios.

¿Cómo es su propia relación con el segmento de la colaboración?
Estoy en el mercado de la colaboración desde hace muchos años. Trabajé en IBM Lotus, en 1989, cuando lanzamos la primera versión de Lotus Notes. La idea de tomar las herramientas de productividad del escritorio existe desde hace más de 20 años. Pero es la primera vez que un proveedor la haya materializado. Durante muchos años sacamos a la gente del contexto de estas herramientas y la obligamos a ir a otro lugar para colaborar…

¿Cuál es entonces la estrategia de Microsoft para este segmento?
En Microsoft, la estrategia de colaboración ha evolucionado junto con una de las materializaciones más grandes: la gente empezó a utilizar otros dispositivos además de las PCs. Nuestro enfoque es ofrecer una excelente experiencia de usuario en la PC, en el teléfono y en el navegador. La próxima dimensión para nuestra visión de colaboración es ofrecer informática con elección y mucha de esta colaboración comienza a ocurrir fuera de la red colaborativa con el proveedor, el socio, los clientes o el distribuidor.

En relación con esta colaboración entre actores del mercado, ¿cómo manejan el tema de la seguridad?
Creo que no hay un conflicto. Nosotros tenemos diferentes modelos de negocios. En el primero, la información es esencialmente controlada por una única empresa y ellos deciden cuáles son sus socios o clientes que pueden acceder. Eso puede ser con infraestructura de servidor dedicada, que es el nivel más alto de seguridad y autonomía. El próximo escenario es el “multipanel”, en donde muchas empresas pueden compartir la misma infraestructura, pero es la empresa primaria es que decide quién puede entrar o salir de esta estructura. El tercer escenario es un modelo más de consumidor. En este caso, Microsoft lo pone a disposición en la red, en la nube. Este es el menos seguro de los dos modelos.

¿Cuáles son las ventajas de integrar las herramientas con Office?
Con Office, que es utilizado por 500 millones de personas en el mundo, a medida que se da más trabajo se puede inyectar más colaboración, porque la gente se siente cómoda, usando la herramienta. La clave para una solución de colaboración es tratar de respaldar la forma en la que la gente quiere trabajar. Por otro lado, la Web 2.0 es un fenómeno que nos sorprendió a todos, como fue el caso de Facebook o Twitter. La mayoría de las organizaciones de IT no quiere llevar esas funciones al lugar de trabajo, porque piensa que pueden ser una distracción. Pero hay muy buenas lecciones que podemos aprender. Las generaciones más jóvenes que están ingresando a la fuerza laboral están imponiendo cómo quieren comunicarse.

¿Cómo se dan cuentan las empresas que necesitan implementar una herramienta de colaboración?
No estoy seguro de que haya un punto en el tiempo específico donde se dé cuenta de esto. Creo que cuando uno comienza a ver compañías con una presencia web sólida, que no es solamente para publicar o hacer broadcasting sino para comenzar a conectarse con sus clientes y partners, se da uno de los puntos de inflexión. Cuando hablo con los CIOs otro punto clave es tratar de reclutar a la próxima generación de empleados. El área de IT se vuelve más estratégica dentro de la organización y ahí se plantean los debates sobre la manera de atraer a la fuerza de trabajo más joven. La nueva generación está acostumbrada a las herramientas de colaboración y no tanto a las de negocio.

¿Cómo imaginan el futuro en la colaboración?
Dedicamos más de u$s 10.000 millones en investigación y desarrollo. Armamos un video de cómo la colaboración se verá en el futuro. Todo lo que se ve forma parte de un proyecto real que está teniendo lugar ahora. No hay computadoras tradicionales, browsers, ni laptops. La gente comparte cosas pero sin PCs, todos utilizando una keycard.

¿Cuándo se dará esto desde el punto de vista tecnológico?
Todos son proyectos que, en algún punto, ya están iniciados. Todo lo que nos imaginamos (diarios digitales, keycards, pantallas) se basa en una tecnología que tiene Microsoft llamada Surface. Hubo rumores en Internet sobre que estamos haciendo algo con libros…. estamos muy entusiasmados con eso. Si uno pudiera incorporar la tecnología Surface sería muy emocionante. Las cosas cambiaron en Microsoft así que tenemos que tener ciclos e innovar todos los años.

¿En qué sentido?
Nada es como antes. Uno podía innovar cada cinco años. Hoy se exige que la compañía esté presentando cosas nuevas todo el tiempo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar