Creative Commons: de qué se trata el copyleft

Cada vez más autores, músicos y ONGs utilizan estas licencias que mantienen "algunos derechos reservados". Su aplicación en la Argentina y sus principales ventajas. 31 de Enero 2012
Creative Commons: de qué se trata el copyleft
Cada vez más sitios en Internet cambian los símbolos de copyright o trademark por un logo con una doble CC. Estas son las siglas de Creative Commons, una empresa sin fines de lucro que licencia bajo un nuevo standard.

El objetivo es pasar de “Todos los derechos reservados” a “Algunos derechos reservados” y hasta en ciertos casos “Sin derechos reservados”. De esta manera, el autor conserva los derechos que le interese y cede los que quiera.

Estas licencias están disponibles en 55 países y se encuentran trabajando para desarrollarlas en 20 naciones más. En Argentina, Creative Commons está bajo el mando de dos organizaciones, la Fundación Vía Libre y Wikimedia Argentina.

En el país es usado por varios artistas independientes, instituciones académicas como la Universidad de Córdoba o la Carrera de Comunicación Social de la UBA, blogs y hasta desde el sitio de la Presidencia de la Nación.

“La decisión de usar estas licencias tiene que ver con prioridades en términos de difusión de la información que producen, pero también en muchos casos son decisiones de negocios. Algunas bandas publican su obra bajo Creative Commons para ganar difusión y profundizar sus vínculos con sus fans”, sostiene Beatriz Busaniche, líder pública de Creative Commons por la Fundación Vía Libre. Artistas internacionales como Radiohead o Nine Inch Nails han licenciado sus obras bajo CC, en la Argentina suelen ser usadas por artistas independientes.

En los últimos meses, con el apagón de Wikipedia y las diversas protestas de varios sitios de la web  contra los proyectos de ley SOPA y PIPA, el debate por la regulación en Internet estuvo en boca de todos. ¿Este tipo de licencias podría ser una solución a los problemas de la piratería?

Para Busaniche es “una solución precaria, pero ayuda.  No soluciona el problema de fondo, que es la prohibición de copiar obras en un entorno que está específicamente diseñado para que todo sea una copia como es Internet”.

Al licenciar un producto bajo esta Creative Commons la libre circulación de la obra está completamente permitida. De esta manera, no hay problemas a la hora de compartir un archivo por cualquier vía. Para artistas, escritores y académicos  esto puede ser un punto alto, ya  que permite acceso a más público.
“Las licencias Creative Commons nos sirven para demostrar con pruebas tangibles que es posible desarrollar, producir y ampliar la cultura a través de diferentes tipos de obras prescindiendo del monopolio de copia”, afirma Busaniche.

Para los usuarios, Creative Commons aparece como una alternativa firme a la hora de utilizar la web y compartir información sin problema alguno. Por el otro lado, las empresas  pueden encontrar en estas licencias una oportunidad para adelantar material y publicitar un producto.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar