Consultoría IT: talles medianos

En un escenario en el que los grandes proyectos escasean, las consultoras de IT buscan retener a sus talentos. Mejora de procesos y nuevos modelos de tercerización aparecen entre las prioridades de los clientes. 30 de Septiembre 2011
Consultoría IT: talles medianos

Flexibilización de políticas laborales, teletrabajo, licencias por día de cumpleaños, licencias especiales, descuentos y promociones en comercios son recursos para retener a un buen consultor. Porque hoy el principal problema del mercado de consultoría en IT ya no pasa por la caída o postergación de proyectos, sino por la retención de los talentos.

“Hay un índice de rotación muy alto”, se quejan los ejecutivos que encabezan los planteles de especialistas que asesoran a grandes y medianas empresas. Ese número oscila entre un 30 y un 35 por ciento y algunos afirman que se acentuó este año (la disparidad de salarios y las ofertas del mercado son señaladas como las principales causas).

El fenómeno se enmarca dentro de la consultoría en IT, que prevé para 2011 crecer el 20 por ciento, coinciden los entrevistados. Aunque con cierta baja en la rentabilidad, el volumen de proyectos tiende a subir respecto de 2010, por las condiciones generales de la economía.

“Si bien es un año electoral, algunas empresas extranjeras habían demorado inversiones, por eso hay un nivel general más alto”, dice Ángel Pérez Puletti, presidente de Baufest. En promedio, se espera una suba de entre 5 y 10 por ciento de la inversión en IT para este año.

El mayor volumen de proyectos, también trae otra novedad: “Vemos una mayor complejidad en cuanto a los tipos de requerimientos. El cliente ya viene con la solución específica. Ha madurado”, revela Diego Vázquez, socio gerente de Estratega,  que facturó U$S 1 millón en 2010.

Entre las soluciones que aparecen con mayor demanda, Vázquez menciona a los talleres de planificación por escenarios —macroentornos y microentornos para definir estrategias—, redefiniciones del tablero táctico para análisis organizacional, replanteamiento del organigrama para adaptarlos a las exigencias del mercado y estrategias de outsourcing y de análisis de proveedores. “En IT piden alinearse a estándares y análisis de brechas de mejores prácticas”, sostiene Vázquez.

“Se están dando una importante cantidad de proyectos que aterrizan en la región, que adoptan modelos para optimizar procesos de IT”, dice Adrián Jerbik, COO de Grupo ASSA. La compañía encara este año mayores proyectos de transformación de negocios y plataformas de IT, sobre todo a partir del segundo semestre de 2010. “Los servicios que más han crecido para el ‘core business’ y ‘back office’ se vuelcan al uso de herramientas de SAP y Oracle”, destaca Jerbik.   

Si bien no abundan los grandes proyectos, el foco estará puesto en los medianos (rondan los U$S 500.000 de presupuesto), con tendencia a afianzar las operaciones locales, por encima de las regionales.

“Vemos una relación de 60 por ciento para locales contra 40 por ciento de regionales. Alguna vez esta tendencia supo ser principalmente del exterior. Por ejemplo, en 2010 fue 50 y 50. En la Argentina se empezó a invertir un poco más a partir del 2009”, sostiene Claudio Fiorillo, socio responsable de Estrategia y Operaciones y líder de la Industria de Servicios Financieros de la consultora Deloitte.

En este sentido coincide con Pérez Puletti: “Hay una reactivación en las empresas locales por políticas proteccionistas. El Gobierno ha lanzado una batería de estímulos, como créditos blandos, para que hagan inversiones en herramientas tecnológicas. Sobre todo para las Pymes medianas”, afirma. Por tratarse de un año electoral, se podría pensar en una especie de “wait and see” de cara a la puesta en marcha de los proyectos.

Pero Carlos García, socio de Everis Argentina, redobla la apuesta: “Vemos una demanda atípica y muy fuerte del mercado en esta parte del año. Las empresas empiezan a liberar presupuestos para adelantarse a las elecciones”, asevera. Su compañía emplea a 450 personas en la Argentina y trabaja con 20 proyectos activos, de los cuales el 90 por ciento es para operaciones locales.

Ante el problema de la retención de talentos dice: “Apostamos a la formación, capacitación y acción de retención, con horarios flexibles y patrones de conducta”. La formación en idiomas, los aspectos técnicos y la capacitación en general son las mayores apuestas en las que la compañía invierte un 6 por ciento de las ventas.

Al respecto, según un estudio realizado por la consultora Michael Page sobre 800 encuestados de áreas diversas, los bonos y el financiamiento de capacitaciones son los beneficios más valorados por los profesionales, mientras que ofertas como planes de pensión o comedor son las que resultan menos atractivas.

“En nuestro caso, tratamos de apostar a largo plazo. Le ofrecemos a la gente, principalmente jóvenes profesionales, un plan de carrera y de formación”, afirma Jerbik.

De la mano del fuerte desarrollo que vive América latina (4,2 por ciento de crecimiento en el último año y perspectivas similares para este año)  Grupo ASSA tiene como propósito triplicar las 1.300 personas que emplea actualmente.   

Iniciativas en alza
La demanda de las empresas parte hacia la optimización de recursos, reducción de costos y modernización por postergación de proyectos. “Estamos viendo que abundan los proyectos de renovación tecnológica, liderados por industrias como la financiera y la de telecomunicaciones. También se ven inversiones del sector público. Hay más participación estatal en los negocios, con instituciones o empresas como ANSES, Aerolíneas Argentinas y otros organismos públicos”, destaca Fiorillo.

Los bancos, por su parte, una de las industrias más dinámicas en la adopción de nuevas tecnologías, apuestan por renovar su core bancario (plataforma principal) y herramientas de gestión de relacionamiento con los clientes o CRM, lo mismo que las telcos. “También se ven mayores inversiones en ‘analytics’, o sea, la explotación de datos para la toma de decisiones”, afirma Patricia Martucci, responsable de Technology Sudamérica Hispana de Accenture.

Las inversiones en aplicaciones para la toma de decisiones o tableros de control avanzan sobre todo en empresas de consumo masivo, retail y empresas industriales. El outsourcing sigue siendo una de las modalidades más demandadas. “Garantiza contratos largos y cierta previsibilidad”, comenta García, aunque las tendencias van tomando otros rumbos.

Si bien el outsourcing, bajo la modalidad off shore en áreas de IT o negocios era lo más demandado como una manera de reducir costos, sobre todo a partir de la crisis de 2009, sus formas están migrando. Desde el solo mantenimiento y soporte de aplicaciones, hacia lo que se denomina procesos completos (Business Process Outsourcing, BPO). “Es algo más avanzado y que abarca todo el proceso, los sistemas y estándares. Da más valor y es hacia donde va el mercado”, afirma Puletti, de Baufest, que espera un crecimiento propio del 20 por ciento.  

Las nuevas apuestas
Uno de los hallazgos del informe “CIO Study de IBM 2011” afirma que en el mundo los CIOs (se entrevistó a más de 3.000 ejecutivos en todo el mundo) están poniendo prioridad en Business Intelligence y Analytics (83 por ciento), soluciones de movilidad (74 por ciento), virtualización (68 por ciento) y cloud computing (60 por ciento).

En América latina se destacan la gestión de riesgo, el outsourcing y la búsqueda y retención de recursos humanos. “La gestión de datos maestros, la analítica de clientes, el data warehousing y los cuadros de mando de información visual son las principales prioridades de los CIOs para convertir los datos en conocimiento que conduzca a una toma de decisiones mejores y más rápidas”, destaca el informe. 

Sin embargo, por estas tierras los especialistas son más cautos y el modelo de cloud computing tarda en ser adoptado. Las inquietudes por cuestiones regulatorias y por la madurez del mercado marcan la cancha a la hora de hablar de uno de los temas que asomaba como prioridad para este año. “Hay mucha desconfianza y escepticismo. Las empresas están evaluando en qué casos se puede usar este modelo”, subraya Puletti.  

Las búsquedas de muchas empresas pasan hoy por incorporar nuevas tecnologías al negocio, como en el caso de dispositivos móviles que, una vez en el mercado, seducen con aplicativos para ejecutivos en general y para las fuerzas de ventas. Las tablets y los smartphones asoman en primer lugar.  De la mano del mayor uso de los dispositivos móviles, también crecen las preocupaciones por la seguridad de la información que llega con la adopción de estas tecnologías.

“Es una preocupación y creció mucho en proyectos sobre cómo mejorarla, producto de una mayor inclinación al uso de redes sociales y a la virtualización”, destaca Martucci. Y la ejecutiva afirma que existe un esfuerzo de las empresas por rediseñar sus portales de Internet, principalmente para atender la creciente demanda de parte de los usuarios.

En este sentido, otra de las tendencias es el crecimiento de proyectos de implementación de SharePoint, la plataforma de Microsoft, para hacer portales y sistemas de colaboración dentro de las empresas.  

Mientras que 2011 avanza con las perspectivas de un crecimiento pausado, con el principal foco en la retención de los recursos humanos, las puertas se abren de cara a 2012, donde, según los especialistas, el mercado volverá a crecer con fuerza. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar