Cómo hacer negocios en la web con poco capital

Por abaratamiento de costos de comunicación y difusión, escala, control de inversión y alcance, internet hace económicamente viables microemprendimientos y proyectos en rubros que no necesariamente son de tecnología. Aquí algunos casos y los mejores consejos para armar un negocio online. 18 de Febrero 2010

Javier Rossjanski, diseñador de parques y jardines, y Melina Cilia, técnica en floricultura montaron hace dos años una empresa de diseño y mantenimiento de jardines y balcones. El diferencial de este emprendimiento se basa en el asesoramiento personalizado y a domicilio para mantener un espacio verde según la orientación, las condiciones climáticas, colores, texturas y épocas del año. El proyecto del negocio surgió porque Melina, quien trabajaba en un vivero, recibía por parte de los compradores innumerables consultas acerca de qué planta se puede poner en un balcón con viento o en un jardín con poco sol. “Como trabajaba de 8 a 18, no podía ir a asesorarlos, pero me dí cuenta de que había gran demanda de este servicio”. Así fue que crearon, junto a su pareja Javier, Enraizados (www.enraizados.com.ar) un sitio desde donde ofrecen sus servicios a clientes particulares, consorcios, comercios y organismos públicos. “Al principio, los clientes llegaban recomendados por conocidos. Cuando subimos la página web, el número de consultas comenzó a crecer. Investigando un poco, empezamos a usar el sistema de Adwords (publicidad contextual) para posicionar la página en los primeros resultados del buscador. Para esto nos basamos en las palabras que usa la gente para buscarnos en internet y en las preguntas que nos enviaban a la página. Al poco tiempo de implementar este sistema, las visitas crecieron un 80%, tenemos un 50% más de llamados y un 70% más de mails de contacto que piden presupuestos”, cuenta Melina.

Los creadores de Enraizados son un buen ejemplo de una nueva generación de emprendedores que, con poco capital inicial, se apalancan en internet y en la tecnología para desarrollar y proyectar su negocio, llegando a gran cantidad de clientes a muy bajo costo. La nueva generación de Emprendimientos 3.0 está conformada por iniciativas cada vez más segmentadas, enfocadas en nichos o mercados muy específicos, que utilizan internet como vidriera o directamente para vender sus productos y servicios. Se diferencian de los emprendimientos de la primera ola de internet (1.0 o pre-burbuja puntocom) en que éstos eran emprendimientos de gran escala, con con muchos empleados y financiados por capital de riesgo. Muy pocos sobrevivieron al estallido y alcanzaron escala internacional: Mercadolibre.com y Despegar.com, entre ellos.

Luego vino la web 2.0, con la expansión de la banda ancha y la posibilidad de que el usuario genere contenidos. Ya no fue necesario contratar decenas de periodistas para subir información a un sitio web, porque los propios lectores crean y suben las noticias. Con barreras de entrada más bajas y el talento de los desarrolladores locales, surgieron empresas que crean y exportan aplicaciones para redes sociales, juegos, plataformas on line participativas y soluciones para movilidad, como Globant, Sonico y Psicofxp.

Hoy, los emprendimientos 3.0 no tienen a la tecnología como centro de su negocio, pero se basan en ella para llevarlo adelante. En tanto, los principales buscadores como Google y Yahoo! ofrecen la posibilidad de hacer publicidad contextual, que permite mostrar avisos arriba o al margen de la página relativos a la búsqueda que se está haciendo.

Una secretaria siempre en línea
La idea de crear “tusecretariaonline.com” se le ocurrió a Juan Scarpati cuando estaba en la dentista. “La odontóloga contestaba el teléfono y daba los turnos mientras me atendía y pensé que le vendría bien una secretaria virtual”, cuenta el emprendedor. El resto fueron muchas horas de pensar y desarrollar el sistema, que permite administrar los turnos y, mediante telefonía IP, asignar un único número a cada cliente, donde una secretaria remota atiende los llamados. “El sistema brinda respuesta todos los días, en el horario que se necesite, y pagando solamente por el tiempo que se utiliza”, dice Scarpati. Es como un call center para pymes y profesionales, que les permite brindar mejor servicio y tener mejor imagen”, explica el emprendedor. Quienes se comunican escuchan un mensaje de bienvenida creado para cada profesional o empresa, y luego los atiende una secretaria de carne y hueso desde las oficinas de Tusecretariaonline, o vía remota desde su casa.

Una vez creado el sistema, el segundo paso fue difundir su servicio entre los posibles clientes. Al principio, se promocionó por el boca a boca entre odontólogos y médicos. Pero para dar un paso más y llegar a todo tipo de empresas, inclusive del interior del país, Scarpati recurrió al posicionamiento web. “Utilizar el servicio de Adwords me permite llegar a clientes que están buscando una asistente o secretaria on line, conocer quiénes son y segmentar mi propuesta de acuerdo a sus perfiles”, dice. Además, con un simple click, cualquiera que entre a la página por un buscador, puede obtener toda la información que necesita, hacer consultas y pedir presupuestos on line.Fácil comienzo, pero ganancias demoradas

Una característica de los emprendedores 3.0 es que generan negocios a partir de un hobby o una especialización que obtuvieron trabajando en una corporación. La medición de los resultados es una de las claves de estos nuevos emprendimientos, y las herramientas que ofrece la web posibilitan monitorear en tiempo real quiénes son los clientes, cómo vienen las ventas y otros aspectos del negocio para corregir los problemas sobre la marcha. Esto permite “segmentar” a los clientes, de acuerdo a la economía “Long Tail”, y generar constantemente nuevos negocios a partir de las necesidades y preferencias de grupos cada vez más específicos.

El auge de internet también permitió el surgimiento de empresas de servicios dedicadas a asesorar a los emprendedores sobre cómo posicionar sus sitios web y realizar campañas de online marketing. Es el caso de Internet URL (www.iurl.com.ar), compañía fundada por Alex Smith y su socio Nicolás Cresci hace 10 años, y que sobrevivió a la burbuja puntocom al reconvertirse en una agencia de marketing interactivo. Hoy tiene oficinas en la Argentina y en otros países de América Latina. Están enfocados a generar campañas de “costo por click” a través de Facebook y otras redes sociales para empresas o marcas que sólo pagan por click efectivamente hecho en su aviso o banner. “La ventaja de las redes sociales es que permiten conocer a fondo al cliente: nombre, nivel educativo, edad, intereses, ubicación geográfica y con esto armar un perfil de consumidor para ofrecerle productos y servicios a medida”, dice Axel.

Pero, atención, no todo son rosas en el camino de los emprendedores 3.0. Los especialistas advierten que si bien las barreras de entrada y crecimiento del negocio son muy bajas gracias a la web, también las dificultades para generar ganancias (“monetizar”) estos emprendimientos son muchas. Para empezar, dado que el modelo de negocios en internet se basa en lo gratuito (economía freenomik), es difícil cobrar por un servicio o el acceso a información que los usuarios web están acostumbrados a recibir en forma gratuita, y por eso hay que ofrecer una propuesta de alto valor y muy diferenciada. En el caso de los emprendimientos que generan ingresos a partir de la publicidad on line; si bien esta modalidad está creciendo, aún representa menos del 10% del total de la inversión publicitaria, según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

La gripe A y su impacto en el e-commerce
Si algún balance positivo dejó la Gripe A, fue en las cuentas de las empresas que se dedican al e-commerce. La epidemia que retrajo las salidas a shoppings y restaurantes, impulsó un aumento de las compras por internet de entre el 15% y el 40% según datos de la CACE, la cámara del sector. En compañías como el supermercado Leshop y el club privado de compras Geelbe, la suba fue de más del 35%. Por otra parte, según Lila Guerrero, de la consultora de investigación de consumo Kitelab, “la gripe A dejó instalados cambios en el consumo que perduran en el tiempo”. Quien prueba comprar desde internet en cualquier horario desde su casa, difícilmente vuelve a ir con el changuito al supermercado. Fácil comienzo, pero ganancias demoradas

Una característica de los emprendedores 3.0 es que generan negocios a partir de un hobby o una especialización que obtuvieron trabajando en una corporación. La medición de los resultados es una de las claves de estos nuevos emprendimientos, y las herramientas que ofrece la web posibilitan monitorear en tiempo real quiénes son los clientes, cómo vienen las ventas y otros aspectos del negocio para corregir los problemas sobre la marcha. Esto permite “segmentar” a los clientes, de acuerdo a la economía “Long Tail”, y generar constantemente nuevos negocios a partir de las necesidades y preferencias de grupos cada vez más específicos.

El auge de internet también permitió el surgimiento de empresas de servicios dedicadas a asesorar a los emprendedores sobre cómo posicionar sus sitios web y realizar campañas de online marketing. Es el caso de Internet URL (www.iurl.com.ar), compañía fundada por Alex Smith y su socio Nicolás Cresci hace 10 años, y que sobrevivió a la burbuja puntocom al reconvertirse en una agencia de marketing interactivo. Hoy tiene oficinas en la Argentina y en otros países de América Latina. Están enfocados a generar campañas de “costo por click” a través de Facebook y otras redes sociales para empresas o marcas que sólo pagan por click efectivamente hecho en su aviso o banner. “La ventaja de las redes sociales es que permiten conocer a fondo al cliente: nombre, nivel educativo, edad, intereses, ubicación geográfica y con esto armar un perfil de consumidor para ofrecerle productos y servicios a medida”, dice Axel.

Pero, atención, no todo son rosas en el camino de los emprendedores 3.0. Los especialistas advierten que si bien las barreras de entrada y crecimiento del negocio son muy bajas gracias a la web, también las dificultades para generar ganancias (“monetizar”) estos emprendimientos son muchas. Para empezar, dado que el modelo de negocios en internet se basa en lo gratuito (economía freenomik), es difícil cobrar por un servicio o el acceso a información que los usuarios web están acostumbrados a recibir en forma gratuita, y por eso hay que ofrecer una propuesta de alto valor y muy diferenciada. En el caso de los emprendimientos que generan ingresos a partir de la publicidad on line; si bien esta modalidad está creciendo, aún representa menos del 10% del total de la inversión publicitaria, según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar