Cómo cuidar los gadgets en verano

La arena, el sol y el agua son sólo algunos de los factores a los que están expuestos los celulares, notebooks o tablets durante el receso laboral. Aquí, las claves para cuidarlos y todos los detalles para saber qué hacer en caso de un accidente. 04 de Enero 2011
Cómo cuidar los gadgets en verano

Qué hacer si se moja el celular? ¿Cómo proteger la notebook de la arena? Durante las vacaciones, tanto en la playa como en la montaña, se exponen los gadgets a factores externos que pueden dañarlos: el sol, la arena, el agua, el polvillo y el calor, entre otros.

Especialistas técnicos en tecnología de distintas compañías enumeraron a IT Business algunas advertencias y recomendaciones para que notebooks, tablets y celulares "sobrevivan" a las vacaciones. La primera recomendación que dan es tan elemental como esquiva para muchos usuarios: hacer un backup antes de salir. Lo consideran fundamental, por el riesgo a los que son sometidos los dispositivos durante el verano.

El sol y el calor son factores, muchas veces, no tenidos en cuenta. "Se puede hablar bajo el sol con el celular, pero es necesario no dejarlo expuesto en las horas cercanas al mediodía para evitar recalentarlo. Siempre es recomendable dejarlo protegido en un bolso o cartera", dijo Germán Greco, director de Producto de Motorola.

Respecto del cuidado en el uso de tablets, Tomás Ferrari, gerente de Producto de Samsung, recomienda no exponerlas a temperaturas superiores a 45°C o al sol directo, durante largos períodos de tiempo. Tampoco recomienda dejar el dispositivo dentro de un vehículo cerrado: “Es posible que explote, ya que la temperatura interna puede alcanzar los 80°C”, contó.

“Las notebooks cuentan con una protección térmica: si las máquinas están expuestas a un exceso de calor, el equipo se apagará para que no se queme -explica Luciano Pizzi, de VAIO-. Más allá de esta protección, es fundamental evitar exponerlas a temperaturas elevadas, porque los discos rígidos, las memorias y todos sus periféricos estarán exigidos al máximo”.

El agua mata
Si alguno de estos dispositivos se moja, lo primero que hay que hacer es apagarlo y sacarle la batería, recomiendan. “Muchas veces las máquinas pueden seguir funcionando, pero el líquido puede estar afectando el interior del equipo”, explica Pizzi.

En segundo lugar, se debe secar el aparato con una toalla o un papel y dejarlo a la sombra. “No es recomendable someterlo al calor de secadores. Se puede dejar expuesto al sol, pero sólo unos instantes”, explicó Greco. Como último paso, aconsejaron llevar el dispositivo a un agente autorizado para que haga la limpieza correspondiente.

También se debe tener extremo cuidado en las piletas climatizadas. “Es necesario tener en cuenta que, además del agua, el vapor puede generar desperfectos en los componentes internos”, destacó Greco.

La arena es otro elemento dañino para la tecnología. “Si se cae el celular en la arena, recomendamos sacar la tapa y la batería, y retirar los pequeños granos que pudieran haber entrado en el equipo, pero de manera suave. No es necesario golpearlo fuertemente. Tampoco es recomendable soplar el teléfono, ya que en lugar de limpiar el equipo permitiríamos que ingrese la arena y, además, podríamos generar humedad”, advirtió el representante de Motorola. Uno de los elementos del celular que está más expuesto a la arena es el auricular. El síntoma de que ingresó arena en el teléfono se da cuando comienza a sonar distorsionado.

Para Mariano Spelt, responsable técnico de Informática en BGH, no es recomendable usar la notebook en la playa. En caso de utilizarla aconseja llevar una funda de neoprene y una base rígida “para que el equipo no esté apoyado sobre la arena ni alguna superficie que pueda evitar su correcta ventilación”.

Todas las fuentes consultadas coincidieron en que es recomendable realizar una limpieza rigurosa del equipo al finalizar las vacaciones. El gerente de Samsung sugiere limpiar las tablets con una toalla o un paño de goma y utilizar algodón para los terminales de la batería. Destaca, además, que no es conveniente utilizar sustancias químicas ni detergentes.

En cuanto al cuidado de los celulares, Greco recomendó “hacer una limpieza minuciosa con un papel seco”. Y agregó: “Se puede utilizar un cepillo de dientes viejo como elemento de primer auxilio para retirar el polvo”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar