Cómo aprovechar la oferta de la nube pública

Google, Microsoft y Amazon ofrecen su infraestructura para brindar soluciones a medida a las empresas de todo tipo. Qué tienen para ofrecer y cómo la implementaron las firmas locales. 19 de Abril 2011
Cómo aprovechar la oferta de la nube pública

El concepto de la computación en la nube (cloud) pública es un fenómeno que crece y entusiasma cada vez más a los analistas del sector. Y los grandes jugadores de la Web percibieron la tendencia antes que nadie: aprovechan su infraestructura para ofrecerla a las empresas. De acuerdo con datos difundidos por la consultora In-Stat, las pymes invirtieron en servicios de cloud público unos u$s 3.000 millones durante 2010 en los EE.UU. y prevén que estas cifras crecerán 100% durante los próximos cuatro años. Los mayores clientes serán las empresas de hasta 99 empleados, que representarán el 65% de la demanda total.

Más cerca en el mapa, las Predicciones del Mercado TI 2011 para Latinoamérica elaborado por IDC pronostica que el mercado de servicios públicos en la nube superará los u$s 200 millones en la región. El informe revela que la tendencia “continuará creciendo a una tasa compuesta anual de cerca del 60% en los próximos cinco años, alcanzando la marca de u$s 1.000 millones para 2015”.

La conveniencia del uso de la nube pública para los emprendimientos y pymes fue destacada por Bret Taylor, Chief Technology Officer (CTO) de Facebook, en una reciente entrevista a la BBC. Antes, él había fundado FriendFeed (un servicio social que fue adquirido por Facebook) y reconoció su arrepentimiento por no apostar al cloud público para no tener que comprar ni mantener servidores propios.

Qué es la nube pública
Antonio Luiz Schuch, director de Google Enterprise para América Latina, indica a IT Business que “la arquitectura vigente es cliente-servidor, que fue muy buena en su momento pero hoy es poco eficiente, requiere parches, presenta grandes tiempos de fuera de servicio, ata a los usuarios a un dispositivo y no está pensada para facilitar la movilidad del usuario”.

El ejecutivo completa que allí nació la necesidad del cloud computing, donde “una arquitectura muy distinta que ya está armada, que existe, que el proveedor la tiene, la mantiene, la actualiza y el cliente se despreocupa totalmente, simplemente la consume”. Para Schuch, “el concepto de la computación en la nube es 100% web, sino, no es es cloud computing”. Y diferencia que “lo que algunos llaman nube privada no es Internet, aunque se acceda a través de ella, y por lo tanto no es cloud computing; en cambio, la nube pública está en Internet, lo que no significa que se comparta la información sino la infraestructura”.

“La nube pública es una estructura informática altamente escalable que permite a las organizaciones obtener poder de computación, almacenamiento y otros servicios bajo demanda como bases de datos, conectividad, de contenido y mensajería en la nube", resume en exclusiva desde EE.UU. a IT Business Tera Randall, jefa de Relaciones Públicas de Amazon Web Services (AWS), uno de los servicios más extendidos que cumplió cinco años en marzo.
En este sentido, Ezequiel Glinsky, director de la Unidad de Negocio de Servidores para Microsoft Argentina y Uruguay, agrega que las principales ventajas de contar con una nube pública consiste en contar con una “arquitectura escalable y basada en estándares, que le permita a distintos tipos de empresas combinar servicios en la nube con sus aplicaciones existentes, crear servicios nuevos o migrar otras a este nuevo modelo”.

El ejecutivo enumera las ventajas de estos servicios, que “permiten utilizar los servicios en función del criterio que le sea más conveniente a la organización: capacidad de procesamiento, ancho de banda requerido, espacio de almacenamiento o número de transacciones”.

Pero los beneficios van más allá de lo tecnológico y se extienden al ámbito económico y organizacional de la empresa. Randall las sintentiza en cinco puntos: “La oportunidad de no invertir un capital inicial importante, pago de servicios a medida que se requieren, elasticidad para aumentar o disminuir las capacidades, provisión de servidores en minutos y la posibilidad de enfocarse en los recursos diferenciales de la empresa en lugar de hacerlo en la infraestructura necesaria para ejecutarlos”.

La seguridad, ante todo
Al tratarse de una infraestructura que está alojada en Internet y a la que podría acceder cualquiera, la seguridad es una cuestión crítica. Por caso, Glinsky, comenta que la solución de la empresa de Redmond, Windows Azure, dispone de “equipos, sistemas operativos, aplicaciones, servicios, dispositivos de operaciones y supervisión, redes y hardware especializado, así como del personal administrativo y de operaciones necesario para ejecutar y mantener los servicios”.

Por otra parte, el ejecutivo añade otra faceta, la de la integridad de la información, que quizás no es tenida lo suficientemente en cuenta por las empresas que deciden montar sus propios datacenters. “El entorno también incluye los centros de operaciones físicos que albergan los servicios que, a su vez, deben protegerse frente a daños malintencionados o accidentales”, apunta.

Randall también hace esta distinción. “En nuestra nube pública, se pueden hallar varios tipos de 'aislamientos' para proteger el servicio, como la seguridad física del datacenter y las separaciones de la red, del hardware y del almacenamiento”, aporta la ejecutiva en diálogo telefónico.

En cambio, para el ejecutivo de Google la seguridad de su cloud posee varias dimensiones. “La arquitectura del hardware y el software, que la armamos de cero en base a Internet ya que nacimos en ella; las inversiones constantes en el equipo; certificaciones como SAS 70 tipo 2 y FISMA (otorgada por el Gobierno de EE.UU.), y la confianza de los clientes”, se explaya Schuch.

Las posibilidades de la nube pública muchas veces se emparentan con la posibilidad de almacenamiento, como archivos, bases de datos y componentes de un sitio web. Si bien es uno de los grandes fuertes, los servicios de este tipo también permiten crear aplicaciones y ofrecen herramientas para que los desarrolladores aprovechen al máximo las posibilidades del cloud.

También aplicaciones
“Los programadores pueden crear cualquier tipo de aplicaciones en una nube pública, desde aplicaciones basadas 100% en la Web, pasando por procesamiento por lotes hasta el simple almacenamiento”, afirma Randall, quien asegura que el diferencial de AWS es su agnosticismo en cuanto a paradigmas de programación.

“Con AWS, los desarrolladores tienen la flexibilidad de construir sus aplicaciones en la manera que deseen, sin estar atados a un modelo de programación determinado, lenguaje o sistema operativo”, explica la ejecutiva.

Para el Windows Azure, Glinsky apunta que los desarrolladores “pueden utilizar la suite de programación de Microsoft Visual Studio, utilizando .NET (C# o Visual Basic), Java y otros lenguajes”. Además, agrega que cuentan con la posibilidad de “crear aplicaciones web a través de las tecnologías ASP.NET y PHP, aplicaciones que se ejecutan como procesos en segundo plano independientes o bien aplicaciones que combinen ambas”.

Por su parte, Schuch indica que “la principal ventaja de la nube pública de Google es su orientación hacia la movilidad de los usuarios, pues dada la convergencia y el avance de Internet móvil, cada vez importa menos el dispositivo con el que se accede a Internet y a la nube, por lo que lo más importante es el browser”.

El ejecutivo agrega que la nube pública de la firma capitaneada por Larry Page cuenta con diferentes servicios. El más importante es Google Apps, que ofrece aplicaciones para el ámbito empresarial. “En el Market Place (Nota de Red.: la plataforma de compra de aplicaciones) se pueden hallar aplicaciones complementarias, que es una gran oportunidad para que el desarrollador venda sus aplicaciones a los 4 millones de empresas y más de 30 millones de usuarios alrededor del mundo que utilizan Google Apps”, indica.

Los tres servicios en acción
Una de las empresas locales que han adoptado AWS es Monografías.com, un portal dirigido a los estudiantes que cuenta con 2,5 millones de usuarios únicos por día. “Desde lo económico, además de bajar a la mitad los costos de infraestructura, nos ha permitido migrar de un modelo de costos fijos a uno totalmente flexible sin perjudicar nuestros resultados", explica Fernando Negro, CTO de Monografias.com.

“Desde lo tecnológico, el disponer de todo el poder de cómputo y almacenamiento que necesitemos, sumado a la flexibilidad que otorga el pago sólo por el uso, revolucionó nuestra forma de analizar las soluciones tecnológicas de nuestro negocio, tanto en producción como en investigación y desarrollo. Podemos afrontar un pico de tráfico escalando horizontalmente a la cantidad de servidores que necesitemos, para luego volver en sólo unos instantes a una asignación normal, todo implementado automáticamente y pagando sólo por el uso”, destaca.

Three Melons, en cambio, apostó por Windows Azure. Se trata de un estudio de videojuegos que nació en la Argentina y fue adquirida hace un año por PlayDom, la división de juegos sociales de Disney, en una suma superior a los u$s 760 millones. Patricio Jutard, CTO de Three Melons, confió a este suplemento la razón que los motivó a fijarse en la nube pública de Microsoft. “Era para poder afrontar la escala tecnológica de nuestros proyectos y pagar sólo por lo que se usa, es decir, si el proyecto no tiene éxito no hay que invertir”.

La implementación llegó en 2010 con el fin de realizar un juego social de fútbol llamado Bola. “Tuvimos más de un millón de usuarios diarios y estuvo durante el Mundial dentro del Top 25 de juegos de Facebook. Fue un habilitador para lanzar un juego de esta magnitud y escala, pues sin una plataforma como Azure hubiera sido muy difícil lograr el rápido crecimiento alcanzado: de 0 a 500.000 usuarios en un mes”, comenta Jutard.

Otras ventajas
Autocosmos.com es un portal regional que combina clasificados de compra-venta de autos con noticias del mundo automotor y recursos relacionados, que posee más de 4 millones de visitantes únicos mensuales. “Adoptamos Google Apps for Business como herramienta de correo y de colaboración, reduciendo el costo de administración y el costo total de propiedad, e incorporamos herramientas colaborativas y de servicios desde la nube para el filtrado de spam y el archivado de e-mails”, cuenta Martín Legnoverde, Chief Technology Officer de la firma.

La principales ventajas que enumera es la posibilidad de “acceder permanentemente a nuevas funcionalidades sin necesidad de realizar ningún tipo de upgrade y conseguir un nivel de disponibilidad del correo electrónico del 99,9% por contrato”. Pero, lo más interesante del caso es que también implementaron Azure (Microsoft) y AWS (Amazon), utilizando los beneficios particulares de cada servicio. “Azure sostiene parte de nuestra aplicación en la región, especialmente la editorial. Su verdadero poder está detrás de las capacidades de cómputo de los Web Roles, preparados para iniciarse o detenerse bajo demanda.

En el caso de recibir tráfico fuera de lo normal, responde automáticamente haciéndose más grande y poderosa, iniciando en pocos minutos tantos servidores como sean necesarios para mantener la performance. Cuando la carga disminuye, los servidores se apagan y desaparecen de nuestra arquitectura”, explica Legnoverde. En pocas palabras, para todo el contenido ‘dinámico’ usan la escabilidad de Azure. El ejecutivo explica: “Una noticia puede tener un promedio de 25.000 visitas, pero si se expone en Yahoo! puede llegar a las 100.000 ó 200.000 que, sumado a los clasificados y galerías de imágenes, significa una carga de almacenamiento de 50 GB mensuales”.

En cambio, para el contenido estático aprovechan el almacenamiento S3 de AWS. “Lo utilizamos para alojar los recursos más frecuentemente cargados en el sitio como por ejemplo las hojas de estilo CSS, JavaScript e imágenes que forman parte de la estética. De esta forma, reducimos la carga a nuestros servidores y separamos el almacenamiento de estos archivos en un medio que nos da soporte en toda la región”, resume Legnoverde.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar