Clementina se lanza a la conquista del espacio

En el marco del Sexto Congreso Regional de Tecnología Espacial, el 19 de mayo se lanzará, desde el parque Astronómico La Punta, en San Luis, una capsula espacial con tecnología nacional. La nave, bautizada Clementina, en honor a la primera computadora que hace 50 años llegó al país, transportará objetos típicamente argentinos. Ascenderá 35 km y al dejar la atmósfera, tomará imágenes y muestras para desarrollar experimentos. 16 de Mayo 2011
Clementina se lanza a la conquista del espacio

El viaje a la estratósfera que soñaba el ex presidente Carlos Menem –quien paradójicamente asestó el golpe de gracia a la industria aeroespacial argentina con el desmantelamiento del proyecto Condor en los 90- está por comenzar.

En la mañana del 19 de mayo, durante el Sexto Congreso Argentino y Regional de Tecnología Aeroespacial, se lanzará una cápsula desde el Parque Astronómico de La Punta. La nave, con una dimensión de 35 x 20 x 25 cm y un peso total de aproximadamente 4,5 kg, será “tripulada” por algunos íconos nacionales indiscutido: la mascota Gaturro, una escultura de Marta Minujín y una reproducción del mapa argentino hecho con Rastis. Además, llevará tres cámaras HD para tomar imágenes del territorio argentino desde el espacio, un pequeño robot desarrollado para medir la temperatura interna de la cápsula, y un sistema de geolocalización y paracaídas para recuperarla una vez que, cumplida su misión, se precipite sobre la Tierra.

El objetivo de esta experiencia es múltiple: por un lado, probar sistemas de lanzamiento (campo en el que la Argentina pudo conservar su liderazgo ya que cuenta con tecnología satelital propia); y por otra parte, despertar vocaciones científicas entre los adolescentes y los jóvenes. Al mismo tiempo, la cápsula lleva el nombre de Clementina, la primera computadora científica que llegó al país hace 50 años.

“La cápsula ascenderá mediante globos de helio a 35 km de altura, el límite entre la atmósfera y el espacio, y desde allí tomará imágenes y se realizarán algunos experimentos en condiciones de falta de gravedad y temperaturas inferiores a los -50°C”, detalla Pablo de León,  titular de la Asociación Argentina de Tecnología Espacial (www.aate.org) y uno de los impulsores del Proyecto Clementina. De León es un ingeniero aeroespacial argentino que trabaja en la NASA en el diseño de trajes espaciales, y fue convocado para este proyecto  por Alicia Bañuelos, rectora de la Universidad de La Punta (www. www.ulp.edu.ar), y el periodista Claudio Regis, conductor del programa Dominio Digital (http://www.dominio-digital.com.ar/), que transmitirá el evento.

El proyecto demandó una inversión de aproximadamente u$s 5 mil, en cámaras y equipos de localización. La cápsula fue diseñada en la Universidad del Comahue y los artistas y empresas donaron las obras que llevará en su interior. Una vez cumplida su misión, la nave se precipitará a tierra en un radio de 200 km del lugar de su lanzamiento, elegido estratégicamente para que el aterrizaje ocurra con un 99% de probabilidades en una zona despoblada.

En tanto, durante el Congreso de Tecnología Aeroespacial, que se llevará a cabo del 18 al 20 de mayo en el Parque Astronómico de La Punta, se presentarán trabajos científicos y prototipos de vehículos lanzadores, satélites, sistemas de telemetría y materiales y estructuras de uso espacial, entre otros. Asímismo, se otorgará el premio Teófilo Tabanera, en honor de uno de los fundadores de la industria aeroespacial argentina, y presidente de la CONAE durante el gobierno de Fronidizi. 

“Inspirados en la labor de los pioneros, queremos reintentar el desarrollo de vehículos de propulsión en el país, que comenzó a fines de los 50 y fue abandonado en los 90”, dice De León, quien además está embarcado en la construcción de un Museo Argentino del Espacio, para el cual donará su colección personal de trajes espaciales.  



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar