*

Claro, el monitoreo de redes con sello cordobés

La compañía de telefonía celular posee en Córdoba un centro de control de operaciones que opera para Uruguay, Paraguay y Argentina. Las claves de una inversión de US$ 35,8 millones que permite cubrir el servicio a 17,4 millones de clientes. 02 de Febrero 2010
Claro, el monitoreo de redes con sello cordobés

Computadoras por doquier. Pantallas gigantes que muestran gráficos de barras y herramientas de control. Se trata de el centro de operaciones que Claro posee en la capital cordobesa. Desde aquí se monitorea, gestiona y mide el estado de la red y el servicio que la compañía ofrece a sus 17,4 millones de clientes en la Argentina, Paraguay y Uruguay, donde existen 5200 antenas.

En la Argentina hay cerca de 4100 antenas, que permiten la comunicación entre cerca de 17 millones de clientes en Argentina, donde cuenta con más del 35,3 por ciento de participación de mercado. Se ocupan de todo lo que es el servicio de voz, la banda ancha móvil y todos los servicios de valor agregado, es decir los core business que rodean el portfolio principal, y que se nutren del trabajo de 60 profesionales cordobeses.

En una entrevista exclusiva con Infotechnology.com, Daniel Mantovani, gerente de Ingenieria  y César Daghero, gerente del Centro de Operaciones de Red, cuenta cómo es la realidad del centro de operaciones con acento córdobes. 

¿Cómo surge la instalación del centro en la Argentina?
El centro de operaciones no surge de la noche a la mañana. Sino que acompaña la evolución que tuvo que ver con las necesidades y las tecnologías. Por el crecimiento de la cantidad de clientes y la necesidad de mejorar la calidad de servicios se tuvo que establecer procesos para que fluyera mas rápido la atención qe se le daba a los clientes en el momento de solucionar problemas. En 2006, se crea una gerencia que se hace cargo de estos procesos de operación y de servicios.

¿Cómo es el mecanismo de funcionamiento?
Hay una area de front office que es el primer paso. Es la sección que ve el problema primero y es la que toma la iniciativa de alertar contra potenciales problemas. Desde allí se define si el area puede solucionarlo o lo pasa al area correspondiente de soporte. Y si hay que tomar acciones físicas, tenemos gente ubicada estratégicamente para que pueda acceder.

¿Y por qué eligen Córdoba?
Es histórico. Córdoba es un centro donde hay una gran generación de profesionales. Lo que es la materia prima, el recurso. Aquí los ingenieros tienen un nivel muy bueno.

Existen días en los que el consumo es mayor que el habitual, como por ejemplo Año Nuevo o Navidad. ¿Qué prevenciones toman?
Se trabaja con procesos. Tenemos un procedimiento de contingencia en los que la red tendrá mucho más flujo. Diez días antes no agregamos equipos. Después duplicamos las guardias y se le pide a los provedores que expliciten quienes están de guardia, para contactarlos rápidamente. No lo decidimos en ese momento, hay una política establecida.

¿Qué importancia tiene el Centro de Operaciones para la estrategia de Claro?
Sin el centro, no se podría avanzar. Nosotros seguimos la evolución. Todos los operadores de telefonía móvil desembocaron de la misma manera. Es parte necesaria del servicio tener el centro de control. Y al cliente lo ayuda, porque nosotros le garantizamos que estamos acá.

¿Cuál fue la inversión que se realizó en el centro?
Para disponer de esta tecnología de punta, Claro ha invertido en este proyecto más de US$ 35,8 millones lo cual permite automatizar y replicar procesos específicos para cada red.

¿Y cómo ven 2010?
Queremos progresar en tecnología y management de la calidad de servicio. La diferenciación es mostrar que seguimos siendo buenos. La calidad es lo que va a marcar en 2010. Estamos trabajando algunas mejoras en materia de mantenimiento preventivo, queremos automatizar todo lo que es quien tiene que actuar para cada problema, entre otras cosas.

¿Cuáles son los desafíos que superaron?
Creo que el más grande fue seguir a la tecnología. Antes estaba el concepto de que los equipos tenían un monitor grande. La tecnología migró lo que es la telegestión. Eso no era un concepto aceptado tan fácil, era como hacer una cirujia a distancia. Hoy esa barrera ya la vencimos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar