Cisco busca generar potencia para revolucionar la Web

La empresa de John Chambers lanzó una nueva versión de su familia de routers CRS. Más inteligentes y más potentes (322 Terabits) permiten aumentar el volumen de banda ancha de cada usuario. En la Argentina, podría pasar de 1 MB a 80 MB. 09 de Marzo 2010
Cisco busca generar potencia para revolucionar la Web

Para ser una revolución faltaban algunos elementos. No obstante, Cisco logró captar el martes la atención mundial y local con el anuncio del lanzamiento de la última versión de su sistema de routers. El nuevo CRS-3 promete, en esencia, generar mayor velocidad y potencia para el ancho de banda. Con una potencia de 322 Terabits (TB) por segundo, permitiría elevar la capacidad de los usuarios argentinos para navegar la red a alta velocidad de hoy 1 MB a 80 MB. Cabe recordar que la primera versión de estos equipos, el CRS 1, presentado en 2004, contaba con un una potencia de 94 TB.

“Queremos acompañar el proceso de virtualización en proceso a través de la red”, resumió Sebastián Ballerini, director de Operaciones del Segmento Servicio Provider de Cisco para América latina. Según los datos de la empresa, los nuevos equipos permiten la entrega de servicios unificados de Internet y en la nube con el proveedor de servicio. Por otro lado, generaría ahorros en consumo de energía de hasta un 60 por ciento.

Destinado más bien a sus clientes corporativos, la empresa no descarta que también, y ya en un mediano plazo, los usuarios finales puedan beneficiarse de los equipos. Gracias al creciente volumen de tráfico que producen a través de videos, imágenes o el uso de smartphones para la transferencia de datos, la empresa liderada espera John Chambers a nivel global espera poder generar la dinámica necesaria para captar la demanda desde el lado del hardware para redes. Para hacer más atractiva la oferta, incorpora al CRS-3 un sistema que les permite determinar por sí mismo hacia dónde conviene que se dirija la información para que todos sean más eficiente. O sea: el equipo define cuando, como y en donde concentrar el flujo de información, incrementando así la eficiencia de uso. Se trata del Network Positioning System (NPS) que, en su origen, debe entenderse como un GPS que aplica el propio dispositivo de forma automática para detectar, en la Web, el camino y la plataforma más efectivo(a) para canalizar el flujo de datos entre servidores o usuarios. “Es como darle lugar a la Internet de la próxima generación”, celebraba Juán Pablo Estévez, director regional de Cisco para el Cono Sur durante la presentación ante periodistas en un elegante hotel del centro proteño.

La euforia es entendible si se tiene en cuenta que la empresa con sede en San José invirtió desde el lanzamiento de la primera versión de la familia de GRS un total de u$s 1600 millones en su desarrollo. Tal inversión se basa en el explosivo aumento de tráfico generado desde el lado del usuario. Para 2013, el mercado parte de un aumento del tráfico del 90 por ciento a raíz de la cantidad de material de video que estará incorporándose a la web. A eso se suma un incremento del 6600 por ciento, según datos de la empresa, en los puntos de acceso a Internet en base a dispositivos móviles.

Queda por verse sí y cómo la industria recibe el nuevo desarrollo de Cisco. A nivel local, las dudas se basan tanto en el estado de la infraestructura como en la disponibilidad de tecnología. Para Daniel Gonse, gerente de Ingeniería de Cisco Argentina, Paraguay y Uruguay, “el upgrade del cambio de banda viene sólo”. No obstante, el primer paso para aprovechar la nueva tecnología también pasa por una inversión de u$s 90.000. Es el precio de salida que la compañía fijó para el nuevo CRS-3.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar