Carlos Domínguez, de Cisco: "Las empresas deben entender las redes sociales"

El vicepresidente senior y "evangelizador" tecnológico de Cisco habla del nuevo rumbo que tomó la compañía en los últimos años y del futuro de las comunicaciones corporativas. 04 de Febrero 2011
Carlos Domínguez, de Cisco: "Las empresas deben entender las redes sociales"

De un tiempo a esta parte Cisco, el gigante del networking, ha venido siendo noticia por anuncios y lanzamientos que poco tienen que ver directamente con su negocio tradicional. ¿La razón? La compañía ha venido impulsando conceptos como la telepresencia, lanzó equipos innovadores como su tableta Cius para el sector corporativo, ingresó más fuerte al negocio de hardware y data centers y hasta coquetea con el mercado “consumer” con una cámara de video USB. 

Por eso no extraña que Carlos Domínguez, vicepresidente senior en la Oficina del Presidente de la Junta Directiva y CEO de Cisco y uno de los principales “gurúes” tecnológicos del proveedor estadounidense, haya venido al Cisco Networkers 2010 de Buenos Aires para hablar sobre la importancia del video y de las redes sociales en el futuro de las comunicaciones. 

En los últimos tiempos, Cisco ha desarrollado una gran variedad de negocios diferentes al tradicional de networking. ¿Hacia dónde va la compañía?
Hacía cinco años, era muy difícil explicarles a mis tres hijas qué es lo que hacía Cisco, porque todo lo que hacíamos eran productos que soportaban las redes. Éramos los plomeros. Desde hace algunos años nos hemos estado moviendo en distintas áreas. Primero en la del consumidor, cuando compramos Linksys para networking a nivel residencial; el año pasado adquirimos la compañía Flip, de videocámaras USB; y ahora estamos con Umi, promoviendo la telepresencia en el hogar. Nos hemos movido al data center, virtualizando, preparándonos para cloud computing. También estamos muy envueltos en colaboración, con herramientas como redes sociales para empresas. Hoy Cisco es una empresa de innovación. 

Teniendo en cuenta que el mercado de las tablets es bastante reciente y que el lanzamiento de Cius se ha enfocado al mercado corporativo de mayor rango, ¿no cree que entrar a este segmento es una apuesta riesgosa por parte de Cisco?
El secreto del futuro de la innovación es no tener miedo a experimentar. No estamos apostando el futuro de la compañía en un solo producto. Lo que nosotros entendemos como una computadora ha cambiado y la tablet no va a ser el final tampoco, sino que la interfaz seguirá cambiando. Nuestra tablet, por ejemplo, está específicamente diseñada para empresas, con tecnología Quad para redes sociales empresariales y va a estar todo integrado en una plataforma basada en la nube. Puesto de esta manera, el riesgo no es muy grande.  Algunos analistas consideran que la tablet hoy es un tercer dispositivo, después de la PC y el teléfono, y que muchas empresas no están dispuestas a invertir en un tercer equipo. En cualquier tecnología nueva, siempre hay diversas categorías de usuarios. Habrá “early adopters” y mientras el costo vaya bajando, la adopción será mayor. Las empresas grandes tienen interés y ya nos están pidiendo estos productos. 

¿Veremos en el corto plazo una tablet de Cisco para el usuario final?
No es el mercado donde podemos llevar el mayor valor a partir de nuestra experiencia. Si no podemos lograr eso, entonces no lo hacemos. El impacto que buscamos está en las grandes empresas. 
 Calidad y costo Hace algún tiempo que hay soluciones de comunicaciones de video para el segmento residencial, como videollamada en el celular o servicios basados en Internet, como Skype.


¿En qué medida considera que Umi puede tener éxito? 
Skype es algo que usamos casi todos, pero es gratis, y con lo gratis viene el tema de la baja calidad. Ése no es el mercado en el que queremos estar. Queremos que Umi sea una experiencia de muy alta calidad y va a tener un costo. Creemos que es un buen momento, por la disponibilidad de televisores de alta definición que la gente ya ha comprado y por mayor penetración de banda ancha. 

En el segmento de networking se incrementó la competencia y hubo cambios importantes como la compra de 3Com por HP. ¿Qué tipo de mercado espera ver Cisco en el corto plazo? 
Soy optimista con respecto a donde estamos nosotros. Todo va a estar conectado y hay una nueva categoría que está dando que hablar: “The Internet of things” (La Internet de las cosas). Por ejemplo, una balanza que transmite la información de tu peso a tu teléfono o tu PC y también hace un “tweet” de tu peso. Vamos hacia una red más inteligente, donde los equipos de networking deberán reconocer los cambios en la necesidad y demanda de ancho de banda de los usuarios. Si yo quiero continuar una videollamada en el celular, la red debe entender ese cambio y adaptar sus parámetros a las capacidades de ese dispositivo. La red es lo más crítico que hay, entendiendo que las personas quieren estar conectadas en todo momento, en cualquier lugar, con cualquier aplicación. Creo que Cisco, por su conocimiento y experiencia, tiene una ventaja para llevar soluciones al mercado. 

Uno de los conceptos que impulsa Cisco es el de redes sociales empresariales. La tendencia actual muestra que los departamentos de IT ven a las redes sociales más como un problema que como un aliado. ¿Qué puede decirles a los gerentes de tecnología al respecto?
El surgimiento de las redes sociales significó la primera vez en la historia humana en que el consumidor tiene herramientas mejores que las que hemos tenido en las grandes empresas. Con Twitter y Facebook se están comunicando de una manera que hasta hoy no podemos replicar en las empresas mayores. Vienen ahora las generaciones más jóvenes a ambientes laborales y se preguntan por qué no pueden usar las redes sociales, teniendo en una herramienta como el correo electrónico un 90 por ciento de spam. Toda tecnología nueva que llega a las empresas es considerada una pérdida de tiempo: también pasó con el correo electrónico. Un 54 por ciento de las empresas estadounidenses bloquea Twitter y Facebook porque están preocupadas por la pérdida de tiempo y de productividad. Pero los usuarios igual acceden a las redes sociales desde sus teléfonos. Las empresas deben comprender esto, fomentar un uso responsable y aprovechar a las redes sociales. Pero es cierto también que la tecnología debe ser más segura. 

¿Cómo ve el panorama de cloud computing en América latina? ¿Cree que las barreras relacionadas con seguridad y privacidad van a superarse en algún momento?
El beneficio hará su trabajo. En primer lugar, para las pequeñas y medianas empresas que no cuentan con un departamento de IT, que no tienen mucho dinero para costosas aplicaciones, ahora van a acceder a herramientas que antes no podían tener. En segunda instancia, las empresas mayores moverán algunas aplicaciones hacia cloud, pero ellas tienen poder de decisión y dinero para determinar qué cosas colocar en una nube privada, pública o híbrida. En este sentido, creo que en América latina va a ser igual que en todo el mundo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar