Cada hora se infectan más de 13.000 computadoras locales

Así lo asegura un estudio de EDSI Trend Argentina. Cuáles son las principales vías de infección. 17 de Enero 2012
Cada hora se infectan más de 13.000 computadoras locales

Así como proliferan los consumidores de nuevos dispositivos para conectarse a Internet, como las notebooks, netbooks o smartphones y, de la mano de ellas, las nuevas aplicaciones de acceso a datos personales, las amenazas de ataques vía web no dan tregua. Actualmente, se infectan más de 13.000 computadoras por hora en el país (13.650 específicamente), una tendencia que viene en aumento en los últimos años y que no parece detenerse. Así lo informa un estudio de EDSI Trend Argentina. “Van a seguir subiendo las infecciones, si no se toman medidas. Las que hay son las mínimas. Hay mucho desconocimiento al navegar, principalmente, al pagar cuentas u operar con el banco vía web”, afirmó Mauro Tundis Cocca, analista de Nuevas Tecnologías de EDSI Trend Argentina.

Vías de infección
Comparado a nivel global y en relación con la cantidad de eventos que se presentan en otros países, como los Estados Unidos, China o Brasil, la Argentina no parece ser un foco de preocupación, ya que representa sólo entre un 1% a 1,5% de las infecciones globales, según el informe. Por ejemplo, Brasil representa el 8%. Sin embargo es alto en cuanto a la proporción por cantidad de PCs en el país. 

El informe destaca que el mayor foco de infección está relacionado con la ingeniería social, esto es la capacidad de los criminales de convencer o engañar a los usuarios, haciéndoles creer que son algún proveedor autorizado, como bancos o tarjetas de crédito. “Las vías de infección y propagación más recurrentes son por medio de dispositivos móviles (pendrives, discos extraíbles), correo electrónico, mensajes en redes sociales y vulnerabilidades en los sistemas operativos o versiones de programas sin actualizar”, completa Tundis Cocca.

Las nuevas modalidades de muchos usuarios de trasladarse con su PC y conectarse en lugares públicos, a través de las redes de Wi-fi a disposición de cualquiera, también son un foco de atención. En lo posible, se aconseja evitar las operaciones personales o intercambios de información, sobre todo en aquellas redes que no solicitan claves o contraseñas.

Entre otras recomendaciones se advierte verificar siempre la URL a la cual se accede (que tenga el candado que le otorga autenticidad en el lateral superior derecho); en caso de un homebanking, asegurarse que la conexión sea segura (https); y desconfiar de mensajes anónimos o de desconocidos en redes sociales como Facebook, Tumblr o Twitter.          



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar