Brasil y Finlandia marcan hitos contra la brecha digital

La mayor favela del país vecino cuenta ahora con Internet gratuito. Por su parte, el país escandinavo declara el acceso a la banda ancha como un derecho fundamental. 01 de Julio 2010
Brasil y Finlandia marcan hitos contra la brecha digital
El dato no es menor: desde ayer los 100.000 habitantes de la Rocinha, una favela de Río de Janeiro considerada como la más grande de Brasil, tienen acceso gratis a internet inalámbrico. El programa está a cargo de la Secretaría de Ciencia y Tecnología del estado de Río de Janeiro con el apoyo de la Pontificia Universidad Católica, que patrocinó la implantación de la red inalámbrica, según la oficial Agencia Brasil. El servicio forma parte del programa Río Estado Digital, que ofrecerá también cursos de profesionalización y servicios para los internautas de esa barriada, según informaron las autoridades.
La Rocinha se suma así a otras tres favelas de Río de Janeiro a las que la administración regional ha dotado con el servicio de Internet sin cable gratuito. Sin embargo, a diferencia de las favelas de Santa Marta, Pavao-Pavaozinho y Ciudad de Dios, que además de internet gratis cuentan con una Unidad de Policía Pacificadora (UPP) que desde hace meses brinda seguridad a los habitantes del sector y participa en programas sociales, en la Rocinha todavía campean las bandas dedicadas al narcotráfico.

En Finlandia, un derecho
Por su parte, la entrada en vigor de la nueva Ley del Mercado de las Comunicaciones convirtió a partir de hoy ha convertido a Finlandia en el primer país del mundo que reconoce el acceso a Internet a través de la banda ancha como un derecho fundamental de todos los ciudadanos. La nueva normativa, aprobada hace ocho meses, obliga a los 26 teleoperadores de Finlandia a proporcionar una conexión a Internet “de alta calidad y a un precio razonable”, con una velocidad de descarga de al menos 1 megabyte por segundo (Mbps). De este modo, la nueva norma incluye el acceso a la banda ancha en la lista de servicios básicos de comunicación que deben llegar a todos los rincones del país, junto a otros como el teléfono o el correo postal.

“Éste es, sin duda, uno de los mayores logros del Gobierno en cuanto a política regional, y estoy orgullosa de ello‘, afirmó en un comunicado la ministra finlandesa de Transporte y Comunicaciones, Suvi Lindén. “Espero que la gente aproveche esta oportunidad y contacte con los operadores de telecomunicaciones de la zona en la que viven”, añadió la ministra.

El objetivo del Gobierno finlandés es ampliar la velocidad mínima de conexión a internet a través de cables de fibra óptica hasta los cien megabytes por segundo (Mbps) antes de finales de 2015. Al mismo tiempo, aspira a aumentar en el mismo plazo el porcentaje de finlandeses con acceso a la Red, desde el 95 por ciento actual hasta más del 99 por ciento.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar