Audio digital para todos los bolsillos

Guía de novedades en parlantes para la PC y docks para el reproductor de MP3. Qué hay que saber a la hora de buscar más potencia digital. 01 de Junio 2010
Audio digital para todos los bolsillos

Allá lejos y hace tiempo, en la prehistoria de la informática, las computadoras eran mudas. Apenas tenían un monitor, un teclado precario y la unidad central de procesamiento (CPU). De a poco, pasó a sumar pequeños sonidos, verdaderos chirridos -monocordes y espantosos- para juegos y otras aplicaciones. Hoy, luego de pasar agua y iPods bajo el puente, la terminal y los reproductores de MP3 son, en muchos hogares, el único sistema para escuchar música.

Lejos de aquellas cajitas de plástico que fueron los primeros parlantes, la oferta es variada y funciona para todos los propósitos; los amantes de la música, de las películas y de los videojuegos optan por su sistema de sonidos, de acuerdo a sus necesidades. Los fabricantes, por su parte, se preocupan por realizar productos que se destaquen por el diseño, la terminación y la calidad de las maderas empleadas para los parlantes, con el fin de obtener sonidos más nítidos.

Los docks
Para abastecer a los iPods y otras marcas similares, se ofrecen docks, que son bases con parlantes y que suelen tener radio, funciones de despertador, mando a distancia y cargador. Aunque no los fabrica, Apple comercializa la mayoría de las marcas de docks del mercado. Pablo Lage, gerente de Marketing de MacStation en la Argentina, cree que la evolución del producto está atado al desarrollo del iPod y de la música portátil en general. “Es asombroso cómo fueron evolucionando los sistemas a nivel de fidelidad de sonido. Se desarrollaron parlantes de alta gama para toda la línea de iPods; algunos modelos incorporaron radio FM a los reproductores ya que éstos no traen”, cuenta Lage en diálogo con IT Business. El desarrollo de los docks se realiza a través de terceras marcas, que encontraron un fuerte nicho en el universo Apple, a raíz de la evolución de sus productos en los últimos años. “En cuanto al uso -agrega- se comercializan productos para todas las gamas, que hacen foco en la portabilidad y la fidelidad del sonido. Esa es una de las claves a la hora de comprar”.

Siempre asociada a los oídos más exigentes y profesionales, Thonet & Vander es una marca alemana de vanguardia, cuya fuente de inspiración se fundamenta en la concepción de la Bauhaus, la escuela de diseño, arte y arquitectura fundada a finales de la década de 1910.

Daniel Rey, encargado de Soporte Técnico para Marketing y Desarrollo de la compañía, se refirió no sólo a las bondades de su nuevo modelo Konig, un parlante con sonido plano y elaborados en MDF/HDAA, una fibra de madera de alta densidad.

Con cono de kevlar
Rey da algunas claves a la hora de elegir un equipo de sonido para la computadora. “El equipo más caro y más preciso puede ser ineficaz si es colocado en un recinto que no ha sido pensado para tal fin. El sonido de la sala, su capacidad de absorber o atenuar algunas frecuencias más que otras pueden atentar contra la pulcritud de cualquier equipo”, aconseja.

En cuanto al Konig, cuenta que es un altavoz auto amplificado de dos vías de alta calidad. “Tiene un transductor de 6,75 pulgadas con cono de kevlar para graves y medios, y un tweeter de domo de seda de 1,6 pulgadas para las frecuencias agudas”, explica Rey. El cono asegura una rigidez excepcional con una masa casi despreciable, lo que le permite tener una eficiencia extraordinaria con muy baja distorsión dado que es indeformable. “Esto se traduce en bajos potentes y precisos, y medios claros muy definidos. El tweeter insertado en una guía de ondas que optimiza la dispersión del sonido, lo hace ideal para largas sesiones de escucha con una imagen estéreo optimizada”, expresa.

Los precios
Algo menos técnico pero igualmente efectivo en sus consejos, Julio Cabrera es socio Gerente de una distribuidora de productos informáticos y, en su tiempo libre, trabaja como DJ. A los clientes que llegan a su negocio de Barracas, les hace dos preguntas claves: cuánto quieren gastar y cómo es el ambiente en el que tienen previsto instalar el equipo.

“Hay gente que vive en un monoambiente de 30 metros cuadrados y quiere llevar un producto pensado para un living inmenso o para pequeños salones. Así, terminan gastando mucho dinero por un producto que no podrán aprovechar a pleno”, ejemplificó.

En cuanto a los ambientes, dice que las computadoras que funcionan en habitaciones o estudios pequeños sólo necesitan un sistema 2.1; es decir, 2 satélites y 1 subwoofer, éste gestiona todos los sonidos graves, dividiendo el sonido agudo en los satélites y graves en el subwoofer. “Ahora, si utilizan la máquina para ver películas o jugar en ambientes amplios recomendaría un 5.1", apunta.

En cuanto a los precios, el piso y el techo son muy amplios y la oferta alcanza a todos los bolsillos. “Unos parlantes dignos arrancan en los $ 150 y podés gastar hasta $ 2.000, en equipos para el hogar. Los profesionales son mucho más caros y el precio es en dólares. A los clientes míos, les recomiendo Edifier, que tiene tradición y calidad de sonido”.

En los últimos 20 años, el avance de la tecnología permitió al público masivo acceder a equipos que antes estaban reservados a grandes estudios. Con poco, uno puede sentarse y disfrutar de ese gran disco que tanto nos gusta. O de aquella película que le cortó el aliento por un segundo.

PRODUCTO IMPORTADO
Referente para los amantes del audio, Bose es una de las marcas premium que se pueden conseguir en la Argentina. Actualmente, se está vendiendo el Bose SoundDock 10; el equipo tiene un woofer potente, que se ve reformado por el sistema “waveguide”, con lo que ofrece sonidos claros y naturales de los bajos e instrumentos de percusión. Además, incluye una entrada auxiliar para otros dispositivos de audio (MP3, DVD o televisor a través del SoundDock) y una salida de video. Eso sí, esta tecnología americana se paga caro en el país: $4.999. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar