*

Apps: desde Córdoba para el mundo

El centro de desarrollo de Intel en la capital mediterranea desarrolló la experiencia de usuario de la nueva tienda de aplicaciones que se presentó en la CES 2010. En cuatro meses, los programadores argentinos elaboraron lo que es hoy la punta de lanza de la nueva estrategia de negocios de la compañía. Lucas Massuh, product manager del cliente de Intel AppUp Center cuenta a Infotechnology.com en exclusiva como fue el proceso de desarrollo. 27 de Enero 2010
Apps: desde Córdoba para el mundo

Los números no alcanzan para describir la suculenta oportunidad de negocio que representa el segmento de aplicaciones móviles. Solo hace una semanas, se hablaba de un mercado valorado en U$S 1000 millones. Hoy, la consultora especializada, Gartner, estima que en 2010 los usuarios de teléfonos inteligentes (smartphones) gastarán un total de US$ 6200 millones para adquirir alguno de estos pequeños programas de ayuda. El impacto también se hará sentir en el mercado de publicidad. En base a su exposición una de las plataformas en curso -la App Store (Apple), el Android Market (Google), el App Catalog ( Palm), la App World (RIM), o la mobile storefront (Microsoft), los ingresos por avisos totalizarían US$ 600 millones a fines de este año. Y todo, a pesar de que el 82 por ciento de las aplicaciones se pueden descargar sin costo.

En este mercado, un pequeño grupo de desarrolladores de Córdoba acaba de dar un paso que –aunque poco percibido en la Argentina- bien puede marcar un hito para la industria local. Los programadores que integran el Centro de Desarrollo de Software (ASDC, por sus siglas en inglés) de Intel en Córdoba, elaboraron los principales componentes del Intel AppUp Center, una tienda de aplicaciones para netbooks. El mismo Paul Otellini, presidente y CEO de Intel, presentó la versión beta de la plataforma en la Consumer Electronics Show (CES) que se celebró en estos días en Las Vegas. La herramienta representa así el primer producto de software para consumidor final lanzado por la empresa y bien puede considerarse como un giro de negocio para la compañía fundada en 1968.

“Fue un trabajo contra reloj: comenzamos en abril de 2009 y debíamos presentar una versión entregable en septiembre”, cuenta no sin orgullo Lucas Massuh, product manager del cliente de la Intel AppUp Center, en diálogo con Infotechnology.com. “En total llegamos a trabajar unas 80 personas en el proceso”, agrega.

El disparador inicial había sido el pedido desde la casa matríz de realizar una exploración sobre posibles áreas de desarrollo para servicios móviles. Desde Córdoba enviaron un estudio que daba cuenta de 67 potenciales targets. “La oferta incluía streaming, pagos móviles, servicio mensajería, e-commerce y aplicaciones, entre otros”, cuenta Massuh. A principios de 2009, llegó el pedido de elaborar una propuesta de negocio sobre cinco de esas recomendaciones. Finalmente, desde la central se decidió ir por la tienda de aplicaciones. La razón: “Habíamos detectado que los usuarios de equipos móviles (MIDs, por su abreviación en inglés) en general, y de netbooks, en particular, que utilizaban plataformas Atom (la suite de procesadores de la empresa) concentraban su uso sobre ediciones de documentos y para acceder a Internet y  nada más. No aprovechaban las capacidades de estos equipos”, describe el programador desde Córdoba.

El potencial del negocio
Para animarlos, se desarrollo una plataforma que ofrece descarga de herramientas y facilidades de licenciamiento. “La idea era acortarle el camino: para que no tengan ir a la Web, publicar allí sus datos de tarjeta de crédito, en los sitios de proveedor que no conocen. Además, a veces sólo para conseguir una aplicación de US$ 5”, cuenta Massuh. La nueva tienda guarda tanto los instaladores como los códigos de licencia del usuario. “De esta manera, por ejemplo, cuando un usuario quiere hacer un recambio de equipo solo tiene que logearse y la herramienta le descarga la última versión de la aplicación que compró para su viejo equipo”, explica el programador.

La apuesta de los desarrolladores de Córdoba y con ellos de Intel, es entendible. Según datos del mercados, el volumen de netbooks superó los 40 millones en el mundo. Para 2010, el pronóstico es que se duplique. En mercados desarrollados será por la ampliación del segundo concepto de segundo dispositivo para acceder a Internet. En cambio, para los mercados en desarrollo representarán, según los analistas, el equipo para iniciarse en la Web. Para el mercado de equipos móviles en general ya para el año 2013, los ingresos serían más de US$ 21.600 millones.

Según cuentan desde Intel, el nuevo App Store está desarrollado para sistemas operativos Windows XP Service Pack 3 y Windows 7 y Movlin versión 2.1 y 2.0 netbook. Desde enero  pueden acceder usuarios de los Estados Unidos y Canadá. En marzo, seguirán los de la zona Euro y Gran Bretañ y para fines del año, el resto del mundo.

El trabajo ya tiene sus beneficios para los programadores de Intel en Córdoba. “Nos dio visibilidad como el equipo que definió la experiencia del usuario de este producto. La fundamentación de negocio de cada una de las features del app store también se realizó acá. Nos posicionó para desarrollar otras nuevas desarrollos que se hagan en este sentido”, cuenta Massuh. Una de esos nuevos trabajos es el desarrollo de la experiencia de un app store para usar en la televisión. “Por ejemplo, para compartir contenidos con otros televidentes o ver programas junto con amigos”, adelanta el ingeniero. Otra vez, los tiempos lo corren. El plan de trabajo aprobado prevé que la primera prueba de concepto se entregue para la próxima primavera.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar