Apple vs. el resto: las empresas asiáticas están listas para desafiar a la manzana en 2011

Encabezadas por Samsung Electronics, las compañías orientales, se muestran bien posicionadas para frenar el desatado éxito de Apple. Un desafío no menor: tras el embate que significó la noticia la licencia provisional de Steve Jobs, la empresa de Silicon Valley presentó resultados para el primer trimestre que superaron las expectativas. 19 de Enero 2011
Apple vs. el resto: las empresas asiáticas están listas para desafiar a la manzana en 2011

La salida de Jobs por razones de salud se produce en un momento en el que la empresa tecnológica más valiosa del mundo enfrenta la amenaza desde el flanco del software por el avance del Android, el sistema operativo móvil de Google. Por el otro lado, el del hardware, Samsung es vista en el primer lugar de la larga fila de rivales determinados a detener la explosiva expansión de Apple en teléfonos inteligentes y computadoras tablet. Sus acciones ganaban más de un tres por ciento, marcando un récord. “(Samsung) Es la mejor alternativa para inversores que buscan exposición al sector tecnológico, ya que es la amenaza más formidable contra Apple por ahora”, comentó Lee Seung-woo, analista de Shinyoung Securities, a la agencia Reuters.

Con modelos como el "Wave" (foto) en el mercado de smartphones, Samsung, bajo la familia Lee, se ha convertido en una importante marca global en un espacio de 10 años y, actualmente, tiene un valor de mercado de US$ 136.000 millones, equivalente a la suma de los valores de Sony, Nokia, Toshiba y Panasonic. No obstante, su valor no alcanza a ser la mitad del de Apple, que supone un valor de mercado de US$ 320.000 millones.

Munición gruesa
La compañía fundada en 1976 por Steve Jobs y su tocayo Wozniak presentó el martes, después del cierre de los mercados, resultados que lograron despejar la inquietud generada por la noticia de los renovados problemas de salud del fundador Jobs. En el primer trimestre fiscal, que terminó el 25 de diciembre, la firma ganó US$ 6.000 millones, o US$ 6,43 por acción, lo que implica una subida del 78 por ciento interanual. Los ingresos saltaron así un 71 por ciento a US$ 26.700 millones, muy por encima de los US$ 24.400 millones que esperaban los analistas.

Toda la línea de productos superó las expectativas. La firma vendió 16,2 millones de iPhones, en el primer trimestre fiscal, un alza de un 86 por ciento. Asimismo, Apple vendió 7,33 millones de iPads, mientras que las ventas de Mac subieron un 23 por ciento. “El número para el iPad fue enorme (...) La demanda para un producto nuevo continúa siendo elevada”, comentó el analista de Kaufman Bros, Shaw Wu, los datos. Para el segundo trimestre, la compañía de tecnología más valiosa del mundo, conocida por sus pronósticos conservadores, espera ventas por US$ 22.000 millones.

De esta forma, la empresa está entrando al 2011 como una máquina de hacer dinero con un alza en las ventas de toda su línea de productos. En los próximos meses, el iPhone de la compañía será ofrecido en Verizon Wireless, acelerando aún más las ventas del teléfono inteligente. Y con más de 7 millones de unidades vendidas frente a los casi 6 millones que se esperaban, el iPad se ha convertido en una parte importante del negocio de productos electrónicos. Tanto que, según proyecciones de la consultora Deloitte, para 2011, sólo el sector empresarial demandaría un total de 10 millones de estos equipos. De la mando de tal demanda el volumen total de iPads en el mundo se incrementaría a 55 millones.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar