Apple inicia con Lion una nueva era

La compañía de Steve Jobs actualizó a la portátil MacBook Air y su versión para bajos presupuestos, la Mac mini, con nuevos procesadores. Se suma la nueva versión del sistema operativo OS X, el Lion, que se venderá por primera vez online a un valor de US$ 30. 20 de Julio 2011
Apple inicia con Lion una nueva era
Apenas 24 horas después de confirmar su estatus de empresa ícono con resultados que superaron por mucho a las expectativas más optimistas, la compañía de Steve Jobs volvió a la carga. Presentó una nueva versión de su portátil MacBook Air. El nuevo equipo, se ofrecerá a partir de US$ 999. Por su parte, la Mac mini se comercializará a partir de 599. Este equipo, destinado a presupuestos más bajos, tiene un procesador que ofrece hasta el doble de velocidad y desempeño gráfico que la generación anterior.

Además, la empresa de Silicon Valley, lanzó al mercado la última versión de su sistema operativo OS X, la versión Lion para la línea de PC Mac. “Viene con más de 250 nuevas herramientas”, comentaron fuentes de la compañía en diálogo con Infotechnology.com. “Es la primera vez que la venta se hará de forma online”, agregó el vocero que por política interna de la compañía no pudo dar a conocer su identidad. El dato hace referencia a que Lion será accesible a través de la tienda de aplicaciones App Store, donde costará u$s 30 por descarga. Según comentó la empresa, entre las novedades que incorpora el nuevo sistema, figurarían varias funciones touch. “La idea es poder llevarle al usuario la misma experiencia que tiene en los equipos iPad”, indicó la fuente.

Resultados
Apple había reportado el martes ganancias mejores a las esperadas, impulsadas por las fuertes ventas de su teléfono iPhone y su computadora de pantalla táctil iPad.  Las ventas de sus productos reconocidos sobrepasaron por mucho las previsiones, ayudando a casi duplicar los ingresos en el tercer trimestre fiscal. Sus acciones saltaron a un máximo de 405 dólares después de una breve suspensión de las operaciones tras el cierre de los mercados.

La compañía vendió 20,34 millones de iPhones durante el trimestre frente a un pronóstico de 17 a 18 millones, que, según analistas, ayudó a la firma a superar a Nokia y Samsung Electronics para convertirse en el mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes. La “cifra podría convertirlos en el mayor fabricante de teléfonos inteligentes por volumen, lo que es algo irónico en un trimestre en el que muchos creyeron que se centraría en el Mac”, dijo el analista de CCS Insight John Jackson. “El que ellos hayan logrado esto sin un nuevo modelo dice mucho sobre su fortaleza y los relativos desafíos que enfrentan los competidores”, agregó.

Las ganancias de Apple fueron espectaculares incluso para sus sólidos antecedentes. Sus ganancias por acción en el trimestre superaron la proyección promedio en un 33 por ciento, frente a los últimos dos trimestres en que vencieron los pronósticos por cerca de un 20 por ciento. Los resultados se conocen cuando las preocupaciones sobre los problemas de suministro del iPad 2 disminuyen y el gerente financiero Peter Oppenheimer dice que había más de un millón de iPads en existencias a fines de junio.

 En los próximos meses, Apple presentaría un nuevo iPhone, que posiblemente dará la compañía de tecnología de mayor valor en el mundo una inyección de ánimo y una dura competencia a rivales como Google y Research in Motion (RIM). “Ellos nunca dejan de asombrarme, estos tipos”, dijo el presidente ejecutivo de YCMNET Advisors, Michael Yoshikami. “Las cifras obviamente son muy firmes y ellos parecen estar acelerando las ganancias en todos los frentes”, agregó.

Boom en Asia
La compañía con sede en Cupertino, California, dijo el martes que las ventas de su tercer trimestre fiscal subieron a 28.570 millones de dólares, muy por encima de las perspectivas de analistas de 24.990 millones de dólares, según Thomson Reuters. Las ventas internacionales representaron el 62 por ciento de los ingresos en el trimestre.

El presidente Ejecutivo de Apple, Tim Cook, declaró a analistas que era particularmente optimista respecto a la región Gran China, que incluye a China continental, Hong Kong y Taiwán, donde los ingresos de Apple se multiplicaron por seis, a US$ 3.800 millones, desde el año pasado. Los ingresos en la región Asia-Pacífico crecieron más de tres veces, a US$ 6.300 millones en el trimestre. Apple vendió 9,25 millones de iPads y 3,95 millones de computadoras Mac. El margen bruto en el trimestre resultó de 41,7 por ciento.

Las acciones de Apple han resucitado luego de caer después de que el presidente ejecutivo, Steve Jobs, tomó licencia en enero último por cuestiones de salud. El precio de la acción ha recuperado casi un 19 por ciento luego de tocar un mínimo anual el 20 de junio. El repunte ha añadido US$ 54.800 millones a la capitalización de mercado de Apple desde entonces. El martes, la salud de Jobs volvió a quedar en primer plano luego de que el diario Wall Street Journal reportó que varios miembros del directorio de Apple habían discutido sobre su posible sucesor.

El destino de Apple está atado a cómo maneje la eventual partida de su icónico jefe. El presidente de operaciones, Tim Cook, supervisa las operaciones diarias de la compañía. Apple, famosa por sus pronósticos conservadores, estimó una ganancia para el trimestre que terminará en septiembre de US$ 5,5 por acción sobre ventas por US$ 25.000 millones. Esa cifra estuvo por debajo de la estimación promedio de analistas, que calcularon ganancias de US$ 6,45 por acción sobre ingresos por US$ 27.700 millones.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar