Apple + Microsoft, ¿juntos en el iPhone?

La empresa de Bill Gates estaría negociando con Apple para que Bing, su buscador de Internet, sea el motor de búsqueda utilizado por defecto en los teléfonos móviles iPhone. Los equipos de la manzanita se valían hasta ahora de Google. El pricnipio de una nueva lucha de titanes. 20 de Enero 2010
Apple + Microsoft, ¿juntos en el iPhone?
Nada es imposible en el mundo de la tecnología. Tampoco una alianza entre tan antiguos rivales como Microsoft y Apple. Según la revista de negocios Business Week, las empresas de Bill Gates y Steve Jobs estarían desde hace varias semanas en negociaciones secretas para que Bing, el nuevo buscador de Microsoft, se convierta en el motor utilizado por defecto en los iPhone. Allí, hasta ahora reinaba Google. La revista de negocios cita como fuentes a dos personas familiarizadas con la materia. La movida sería fiel reflejo de la creciente rivalidad entre Apple y Google.

Ambas habían trabajado hasta hace poco trabajado como socios. Además, el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, era consejero de Apple. Ahora ambas firmas han comenzado a competir en varios mercados, incluido el de la telefonía móvil. Google ha empezado a vender un teléfono inteligente, el Nexus Uno, que compite directamente con el iPhone y ha encabezado el desarrollo de un sistema operativo para móviles que es un serio rival del iPhone OS, el que está incorporado en los móviles de Apple. Fue al poco tiempo de lanzarse la noticia que Schmidt también desistió de de su puesto en el directorio de Apple.

“Apple y Google saben que ambos son sus respectivos mayores enemigos”, asegura una de las fuentes. Añade que el creador de los ordenadores Macintosh también busca maneras de gestionar la colocación de anuncios en sus dispositivos móviles, una medida que también podría dañar el modelo de negocio publicitario del gigante de Internet.

La manzana de la discordia
Las negociaciones con Microsoft no estarían en un estado muy avanzado, por lo que podrían romperse o prolongarse durante un tiempo. De sellarse este acuerdo, los usuarios del iPhone accederán automáticamente a Internet a través de Bing. En cambio, si quisieran seguir buscando por medio de Google tendrán que modificar manualmente la configuración de sus teléfonos.

Ser el motor de búsqueda por defecto en el iPhone trae beneficios financieros no menores para Google: recibe ingresos por los anuncios colocados junto a los resultados de las búsquedas que se realizan con su buscador y transfiere parte de ellos a Apple. Y aquí radica también uno de los principales obstáculos u oportunidades para la nueva alianza. Para cerrar un acuerdo sobre Bing, “Microsoft podría estar dispuesto a compartir una parte mayor de sus ingresos (con Apple) o a pagar una tarifa anual fija mayor”, asegura la publicación.

Mientras que Google es el buscador de Internet más usado desde los móviles, donde cuenta con una cuota de mercado del 86 por ciento, Bing sólo controla el 11 por ciento, por lo que este acuerdo podría ser crucial. Lo curioso de estas negociaciones es que Apple y Microsoft son los dos grandes rivales históricos en el mundo de los sistemas operativos para ordenadores personales, mientras que Google siempre se ha considerado un aliado de la primera para competir con la enorme implantación de la compañía de Bill Gates. Sin embargo, no es tan conocido que, tal y como recuerda Business Week, ambas colaboran en ciertos ámbitos y que por ejemplo Microsoft desarrolla versiones para Mac de sus programas de Office.

Apple ya tuvo sus reticencias al acordar “con vacilación” la utilización de Google como motor de búsqueda por defecto en el iPhone antes de su salida al mercado en 2007, según las dos personas familiarizadas con las negociaciones que cita como fuente la revista estadounidense. “Además de usar la barra de búsqueda (de Google), ambas compañías trabajaron juntas para crear versiones especiales de Google Maps y el reproductor de vídeos YouTube, adaptados para funcionar con más agilidad” en el iPhone, recuerda la publicación. Por entonces, Apple veía en Google una oportunidad para aumentar la popularidad del iPhone, mientras que en tan sólo dos años, el gigante de Internet se ha convertido en un peligroso rival en el mundo de la telefonía móvil.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar