Amazon acuerda subir los precios de las lecturas digitales

La compañía tuvo que retirar su postura frente a las editoriales que le exigían una suba en los precios de los textos ditiales. Ahora, accede a incrementar el valor hasta los US$ 14.99 por texto. La movida llega después del lanzamiento de la iPad, de Apple. la empresa de Steve Jobs logró cerrar acuerdos con varias editoriales que pueden obtener precios de hasta US$ 15 por cada descarga de libro electrónico. 01 de Febrero 2010
Amazon acuerda subir los precios de las lecturas digitales

Para Amazon, empresa madre del primer e-book masivo, el Kindle, es necesario ajustar los términos en que 2010 va a recibir al mercado de los lectores electrónicos. El año promete un crecimiento exponencial en la venta de libros electrónicos, sobre todo, luego del lanzamiento de la tablet deApple, la iPad.

En este contexto Amazon, que es el líder en el segmento desde 2007 cuando lanzó la primera versión del Kindle, dijo que está de acuerdo con la suba de precios de los libros digitales. Hace pocas semanas, el sitio de e-commerce fundado por Jeff Bezos se había enfrentado con Macmillan, una de las editoriales que provee libros en el portal. “Hemos expresado nuestro fuerte desacuerdo prohibiendo la venta e textos de Macmillan”, dijo la compañía cuando la editorial pedía vender cada texto a no menos de US$ 15. Pero la situación cambió. “Queremos que sepan que últimamente tuvimos que aceptar las peticiones de Macmillan porque tiene un monopolio sobre sus títulos y quieren ofrecerlos a precios que nosotros consideramos demasiado altos para un e-book”, continúa el comunicado oficial de Amazon.

Hoy, los textos tienen un valor de entte US$ 12.99 y US$ 14.99 para las versiones digitales de los bestsellers. Lo cierto es que muchas editoriales se quejaron de que vender cada texto a US$ 9.99 era “demasiado bajo”. Los analistas creen que Amazon está sufriendo un dilema que debe resolver porque, por un lado, quiere ser el jugador que ofrezca los productos más baratos del mercado para poder competir con Sony y, desde la semana pasada, también con la iPad de Apple. Pero por otro lado, deberá aceptar las reglas que impongan sus proveedores de textos, grandes empresas y editoriales como Macmillan y Barnes & Noble.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar