*

Bitcoin (24h)
.46% Ars
48360.60
Bitcoin (24h)
.46% USA
2775.36
Bitcoin (24h)
.46% Eur
$2384.95
Gadgets

Trabajar acostado: el sueño de todo empleado ahora es posible

La estación de trabajo AltWork funciona como un sillón reclinable que se adapta al escritorio, permitiendo distintas posiciones para que la espalda no sufra al final del día.  29 de Julio 2016
Trabajar acostado: el sueño de todo empleado ahora es posible

Todos los oficinistas lo sufren. El dolor de espaldas es de las peores cosas que nos regala la vida moderna y, en gran parte, eso tiene que ver con las largas horas que pasamos --como en este mismo momento- mirando a la computadora, en una misma posición, sobre el teclado. 

Los Recursos Humanos de varias empresas ya pusieron manos a la obra e intentaron probando diferentes técnicas para que el proverbial dolor de espaldas desaparezca. Desde reemplazar la silla giratoria por bolas inflables hasta poner cintas de caminar en escritorios elevados, nada parece ser tan simple como quitarle presión a las vertebras.

A eso apunta Altwork, una estación de trabajo que se parece bastante al sillón del dentista pero que promete menos dolores y más relajación. En esencia, es un sillón que se reclina en varias posiciones pero que, al hacerlo, también mueve el escritorio para ajustarse automáticamente a las actividades del usuario sin que se caiga ningún monitor aunque, sí, algún ganchito de papel. 

El concepto es revolucionario en términos de ingeniería aunque quizás poco práctico para los cubículos modernos. El CEO de Altwork es Che Voigt, que trabajó en equipos de ingeniería espacial para la NASA así que su experiencia en el tema de diseño es superlativa. Quizás no lo sea tanto términos de practicidad: la unidad pesa casi 100 kilos y sus medidas son muy grandes para pasar por la mayoría de las puertas convencionales. La clave es colocar la plataforma en lugares amplios, lo que la hace ideal para el trabajo remoto pero no, tristemente, para la oficina. El precio también es alto: casi US$ 4.000 ($60.000 aproximadamente) en su precio promocional --dicen que luego lo subirán a US$ 5.900- lo que aleja al aparato de su adopción masiva. 

Aún así parece bastante cómodo y el sueño de más de un trabajador. ¿Lo usarías? 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas