*

Gadgets

Así funciona la tecnología para rastrear las transmisiones piratas del fútbol

El nuevo acuerdo del gobierno, que cede los derechos de transmisión del fúbtol a Fox/Turner, quiere ir contra las transmisiones ilegales en redes sociales. Qué tecnología usan las plataformas más populares y qué pueden hacer los usuarios. 09 de Agosto 2017
Así funciona la tecnología para rastrear las transmisiones piratas del fútbol

El nuevo acuerdo del gobierno, que cede los derechos de transmisión del fútbol a Fox/Turner, quiere ir contra las transmisiones ilegales en redes sociales. Los derechos de retransmisión también cambiaron, y ahora son más restrictivos, ya que para ver los compactos (de hasta 3 minutos) habrá que esperar al menos dos horas a que terminen los partidos. Los otros compactos que se pondrán a disposición son de 7 minutos y serán para cada uno de los clubes que pueden distribuirlos online, con imágenes sin editar y sonido ambiente. Los clubes no pueden editar esas imágenes y sólo tendrán acceso al contenido donde participe el club, aunque en otros encuentros haya interés deportivo por parte de otro equipo.


La camiseta del streaming

River y Boca, Racing e Independiente. No importan las diferencias a la hora de consumir fútbol, todos los hinchas se ponen la camiseta del fútbol en vivo por streaming. Esta modalidad no es nueva, y se enmarca en otras propuestas como el caso del sitio Roja Directa, que se dedicaba a transmitir partidos de algunas ligas internacionales que no llegaban al país. Con la mira en esto, el conglomerado que maneja el fútbol quiere poner controles sobre el contenido pirata que se esparce por redes sociales y sitios de streaming en general.

Por ejemplo, los usuarios que estén en el exterior no podrán acceder a los partidos online cuando la plataforma esté disponible: el contenido estará protegido por la geolocalización de la dirección IP. A si mismo, el contenido de los partidos será presumiblemente un contenido protegido por derechos de autor. Por otro lado, el ingreso en los estadios con celulares no estará prohibido, como tampoco grabar partes del partido de manera personal.

Twitter, Facebook y YouTube tienen sus mecanismos para suspender a usuarios que infrinjan las normas sobre contenido protegido, como los partidos del fútbol de Primera. ¿Cómo funcionan?

 

Los guardianes del Copyright

La plataforma más popular para compartir contenido audiovisual, como los partidos, es Youtube. La compañía, propiedad de Google, tiene un sistema propio (y en su momento original) para chequear la legalidad del contenido que aloja la plataforma. Por ejemplo, si subimos un vídeo musical, el sistema de identificación de contenido de YouTube detectará automáticamente si ese contenido tiene Copyright o no, avisando y dándole opciones a la compañía discográfica de qué hacer con el vídeo, si borrarlo o no. Primero, el autor del vídeo o del contenido con Copyright introduce las características del vídeo en la base de datos de YouTube, junto con las políticas de uso que dicen qué hacer con el contenido si es copiado. Este sistema alberga muchos datos y meta datos del video que, al subirse un vídeo nuevo, se usa para comparar automáticamente con todos los archivos de referencia de esa base de datos.

El sistema comprueba cada momento del vídeo para ver si coinciden. Es capaz de detectar una copia aunque se ralentice o se distorsione el sonido. Cuando se detecta una copia, se aplica automáticamente las políticas de uso del vídeo original.  Esto se hace cada vez que se sube un vídeo, y la rapidez con que se hace es asombrosa.

 

 

Sin embargo, muchos usuarios de Youtube a lo largo de los años encontraron maneras de eludir este sistema. Puede intentarse subir el video en blanco y negro, con un 50% o 150% de zoom, girarlo de izquierda a derecha, cambiar el aspecto, etcétera. No es infalible, pero es una opción en la cual los fanáticos pueden refugiarse para acceder a los partidos en tiempo real o a muy poco tiempo de su finalización.

La otras grandes plataformas para compartir videos de forma masiva son Facebook y Twitter. Pero, a diferencia de Youtube. estas plataformas usan sistemas manuales para dar de baja contenido que no quieren transmitir en sus sitios. El caso de la red social del pajarito, según sus normas de denuncia y reporte, son reportes manuales y, para peor, Twitter no proporciona soporte completo en su idioma. Es posible que las respuestas de Twitter estén en inglés por lo que quienes denuncien tiene una barrera más de complejidad. 

Facebook recientemente agregó una herramienta que funciona de manera similar que se llama Rights Manager. A esta herramienta, que tiene menos de un año en la plataforma, se le suma el sistema tradicional donde los usuarios reportan contenido. Es un interrogante si Facebook podrá estar a la altura de la demanda de los dueños de los derechos, sólo por citar un ejemplo, la red social fue acusada de tardar demasiado en eliminar videos de propaganda terrorista.

Las redes sociales como Instagram que no soportan videos demasiado largos así que posiblemente sólo sirvan para subir contenido corto, como una repetición de un gol que se vea por la tele.

La pregunta es, ahora, cómo van a reaccionar los usuarios y quienes buscan proteger los contenidos ante una iniciativa que  todas luces tiene un problema técnico que es la piratería.

Infotechnology intentó contactarse con ambas compañías para conocer su postura sobre este tema, pero al momento de escribir estas líneas no se recibió respuesta.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas