*

Bitcoin (24h)
-1.39% Ars
283798.53
Bitcoin (24h)
-1.39% USA
16467.84
Bitcoin (24h)
-1.39% Eur
$13992.74
Gadgets

Así funciona el negocio de la ropa inteligente y las wearables

Ropa inteligente y wearables: dinero fresco para las empresas de indumentarias y las tecnológicas. Y, también, la posibilidad para los usuarios de mejorar sus rendimientos deportivos. La tendencia mundial y los players locales. Por Sebastián De Toma - 23 de Agosto 2016
Así funciona el negocio de la ropa inteligente y las wearables

Final del Torneo de Transición 2016. San Lorenzo enfrenta a Lanús en el esta-dio Monumental. Los “granates” están ganan- do 2 a 0, cómodos. La toma Nicólas Pasquini en mitad de cancha, alarga hasta Miguel Almirón quien, con un pase certero, habilita a José Luis Gómez. El ex Racing desborda y pone un centro por lo bajo, rasante, para que “Pepe” Sand la empuje al fondo de la red. Así los del sur del Gran Buenos Aires llegan al tercer gol. “Partido liquidado”, diría un conocido relator. Hasta ahí una escena más del fútbol local. El autor del gol, ya veterano, festeja: levanta su camiseta y debajo muestra otra remera, que se sube. Parece un sostén femenino. Las burlas, redes sociales mediante, no se hacen esperar. Y, sin embargo, esa remera esconde sus secretos: lleva consigo un sistema portátil de monitoreo que incluye GPS, giróscopos y acelerómetros que sirven para medir la distancia recorrida por el jugador, su ritmo cardíaco, la aceleración y el funcionamiento de su metabolismo.

Estas prendas son las que utilizan estrellas como Zlatan Ibrahimovic, Cristiano Ronaldo y nuestro Lionel Messi, desde que las Elite Performance Training Systems (sistemas de entrenamiento de performance de elite) fueran permitidas por la Fédération Internationale de Football Association (FIFA, por sus siglas en francés) en julio del año pasado. Sin intención de caer en una verdad de Perogrullo, que dice que la tecnología está en todos los aspectos de nuestras vidas, hay que reconocer que hoy se encuentran disponibles distintas soluciones que incorporan tecnología de punta para mejorar diferentes aspectos que hacen a los deportes, sean amateurs o profesionales. Tanto sea para mejorar el rendimiento, analizar patrones de comportamiento en los deportistas, o gestionar y fidelizar a los fanáticos de un equipo de fútbol, la tecnología dice presente.

Alto rendimiento

Gustavo Represas es doctor y máster en Alto Rendimiento y está a cargo del Laboratorio de Biomecánica del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) desde 1992. Cuenta que utilizan toda la tecnología que tienen a su alcance para optimizar el rendimiento de los deportistas: filmaciones de alta velocidad, electromiograma de superficie (identifica la actividad eléctrica de los músculos), plataformas de fuerza (miden fuerza vertical, anteroposterior y láterolateral), medidores de velocidad, de aceleración e instrumentos de velocidad horizontal. “Todo puesto en el deportista en condiciones de entrenamiento y competición, no sólo en condiciones de laboratorio”, señala.

Este tipo de tecnología está cada vez más cerca de llegar a un público masivo. En estos últimos meses se dio a conocer un artefacto que sorprende: auriculares que ayudan a que el cerebro esté mejor predispuesto a aprender habilidades nuevas así como desarrollarse físicamente. Sus creadores, el neurocientífico Daniel Chao y el ingeniero en biomedicina Brett Wingeier, tras crear un marcapasos que se implanta quirúrgicamente en el cerebro (el Neurospace, que hoy se utiliza para tratar la epilepsia), decidieron enfocarse en lo que llamaron Halo Sport: auriculares que estimulan la corteza cerebral a partir de electrodos. La iniciativa, que obtuvo US$ 9 millones de financiación de importantes capitales de riesgo (como, por ejemplo, Andreessen Horowitz), está siendo probada por soldados estadounidenses y por deportistas profesionales —el equipo de sky de los Estados Unidos, jugadores de la liga de baseball y básquet—. Los esquiadores, de acuerdo con lo informado por la empresa, midieron una mejora de 31 por ciento en su fuerza de propulsión tras la utilización de los auriculares, mientras que la Fuerza Aérea reportó que el tiempo de entrena- miento para los pilotos de drones se redujo en un 50 por ciento.

La empresa, de cualquier manera, intenta proceder con cautela ante las posibles demandas que pueden llegar para que se considere al uso de estos auriculares como una novedosa forma de doping. Los primeros dispositivos, que se vendieron en febrero pasado a US$ 750 por unidad, desaparecieron en menos de una semana. Por su parte, Represas comenta que, cuando los dispositivos son diseñados para el consumo masivo, lo que se busca es reducir horas/hombre, hacer todo más simple y más intuitivo para tener una mayor productividad. “Nosotros no necesitamos productividad, necesitamos eficiencia”, subraya. “Esto está pensado, muchas veces, para hospitales y clínicas, donde hay que evaluar a mucha gente en poco tiempo. Y nosotros tenemos tiempo para trabajar con uno o dos durante todo el día. Lo que necesitamos es precisión; no necesitamos muchos datos sino datos precisos.”

Con lo puesto

Las nuevas tendencias, como sucede también en prendas dedicadas al esparcimiento, van camino a incorporar dispositivos varios, como la remera de Sand. Ahora el equipamiento “viene puesto sobre el sujeto”, explica Represas. El mundo de los dispositivos wearables es amplio y crece a buen ritmo: la consultora Gartner pronostica un crecimiento de 18,4 por ciento en ventas para este 2016: 50,4 millones de aparatos que generarán ingresos por US$ 28,7 mil millones, de los cuales US$ 11,5 mil millones corresponderán a la venta de relojes inteligentes. Y si hay algo que no falta en el segmento wearables es la variedad: relojes, bandas que se ajustan a las muñecas y se conectan con los celulares, ropa inteligente, así como una miríada de dispositivos que buscan hacerse un lugar en la preferencia de los compradores. Hay dos empresas que reinan a escala global: FitBit en los wearables básicos (las bandas que se colocan como un reloj) y Apple en los relojes inteligentes.

“Queremos entrar [alsegmento de wearables en la Argentina] como un player significativo”
Mariano Bataiotto, gerente de Mobile del Grupo Newsan

Sin embargo, el mercado argentino para estos productos está en pañales. De hecho, nadie fabrica o ensambla aún en el país. Hay un rumor que habla de una empresa que pidió autorización para fabricar este tipo de dispositivos, pero lo cierto es que hoy todas las marcas que se comercializan en el país son importaciones que se realizan desde China, sostienen fuentes del sector. Mariano Bataiotto, gerente de Mobile del Grupo Newsan, sostiene que la industria de los wearables “aún no está estabilizada”. “La tecnología no ha encontrado su madurez aún y, de hecho, en la Argentina los volúmenes de importación declarados en 2014 y 2015 no excedían las 50.000 o 60.000 unidades anuales”, comenta. “Tamizalo en una situación donde, de la mano de las [ya extintas] Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (Djai), nadie iba a gastar un peso en un producto que resultaba una incógnita.” Además, la tecnología en sí no es del todo conocida en el país y los valores que se manejan —que rondan los $ 6.000— atentan contra lo que puede ser un producto masivo, según el ejecutivo. De cualquier manera, Noblex (una de las marcas que comercializa el grupo) lanzará una serie de dispositivos wearables en la segunda quincena de este mes (junio) o a principios de julio, que, por ahora, comenzarán importando para “testear el mercado”. Bataiotto se explaya: “Nosotros pensamos que esta categoría completa el ecosistema Mobile en general. Por eso, lo que que-remos hacer es permitirle al usuario entrar a la categoría. Queremos ser un player significativo, con una marca fuerte, para hacer crecer la categoría”.

Por su parte, la filial local de Motorola está comercializando dos productos, el Moto 360 y el Moto 360 Sport, que lanzaron en marzo de este año. “Este wearable fue especialmente diseñado para los fanáticos de los deportes, por lo que pensamos en ese nicho en particular cuando lo trajimos”, cuenta Martín Errante, gerente de Producto de Motorola Mobility en la Argentina. Pero reconoce que se trata aún de “un mercado joven y, por ello, está en etapa de crecimiento, con una clara tendencia a orientarse al mercado del cuida- do de la salud y fitness”.


Extracto de una nota publicada en la edición nº 225 (junio/2016) de la versión impresa de Information Technology.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas