*

Bitcoin (24h)
1.58% Ars
98140.25
Bitcoin (24h)
1.58% USA
5660.45
Bitcoin (24h)
1.58% Eur
$4783.00
Entreprenerds

Vino por amor, se quedó por dinero y hoy factura millones con fotos de instagram

En 2016, un francés recién llegado a la Argentina, vio la oportunidad en un nicho sin explotar en el país: el de imprimir fotografías tomadas con los smartphones. Hoy, ya opera también en Chile.

Por SEBASTIÁN DE TOMA - 11 de Octubre 2017
Vino por amor, se quedó por dinero y hoy factura millones con fotos de instagram

Pierre de Saint Léger tiene 32 años, una maestría en Finanzas por la Universidad París 2 y llegó el año pasado a la Argentina “por razones personales” luego de trabajar en París en consultoría y cofundar el grupo de e-Commerce londinense IronGroup. Al poco tiempo de estar en el país notó que no había un servicio para imprimir fotografías a través de una aplicación como sí tienen en distintos países de Europa. Y, como detrás de toda necesidad hay un derecho, este emprendedor francés decidió desarrollar una versión local.

Se trata de un sitio y una App móvil que sirve para imprimir fotos rápidamente. Funciona de manera muy sencilla: el usuario elige las fotos en su teléfono o sus redes sociales, paga por el servicio, y al poco tiempo, las recibe en su domicilio. Además, el sistema incorpora una “pequeña herramienta” desarrollada in house y que permite mejorarla calidad de la foto que, en ocasiones, puede llegar degradada.

Los servicios que hay en la Argentina están muy basados en la web y no es fácil elegir las fotos, algunos hasta te piden que te bajes un programa”, afirma de Saint Léger.“Un freno para imprimir las fotos on demand es elegirlas y eso es lo que simplificamos.” Lo cierto es que: “el crecimiento del e-Commerce y la falta de actores en el mundo de la impresión online representan una oportunidad importante en la región”, explica el CEO de FotoSprint.

 

Un ecosistema en transición

Pierre de Saint Leger

Al poco tiempo de comenzar, el emprendedor descubrió que la Argentina no es un país fácil para quienes están iniciando un negocio. “El ecosistema argentino es duro, muy diferente al europeo; es como si fuera un adolescente que está creciendo”, dice. Sin embargo, agrega, las cosas cambiaron “un montón” desde que llegó en 2015.“Entonces había pocos fondos de inversión, ahora hay muchos más y existen más y mejores formas de acceder a aceleradoras y espacios de coworking. Es un mercado con mucho potencial.”

Además, dos ítems extras complican el día a día de FotoSprint. En primer lugar, los proveedores de insumos de impresión aumentan los precios cada seis meses (“eso no pasa en Europa”, exclama). Y, en segundo, los conocidos problemas logísticos locales. “Nos sale lo mismo mandar algo aUshuaia que a París”, expresa.

Este último asunto lo resolvieron contratando a ShipNow, una solución a medida que resuelve problemas de logística: ellos se encargan de embalarlos productos, despacharlos y seguirlos envíos hasta que llegan a destino. Dentro de la Ciudad de Buenos Aires, luego de probar y fracasar con cuatro proveedores distintos de envíos, decidieron ocuparse ellos mismos.

“Despachamos 1.500 pedidos por mes in house. Tenemos tres personas que se ocupan de entregar en mano las fotos y así pudimos reducirlos precios de la logística”, detalla el CEO. El sistema, que incluye un App para Android, iOS y un sitio web, acepta pagos con tarjeta de crédito, débito y en efectivo (a través de servicios como Rapipago o similares) y a través de MercadoPago.

En la Argentina, FotoSprint funciona desde julio del año pasado y en Chile desde enero de 2017 y quieren lanzar el sistema tanto en México como en Brasil, en el primero en los próximos meses y, en el segundo, durante 2018. Para el futuro, buscan ampliar el equipo, que hoy es de 8 personas, y, de hecho, ya están buscando programadores en Swift para iOS y quieren incorporar un nuevo CM. En Chile, por ahora, con una sola persona les alcanza porque “todo está centralizado en Santiago” y el proveedor de logística, Chile Express, funciona bien. En México ya encontraron al gerente que se hará cargo de la operación.

¿Y por qué es una historia de amor, como dice el título? Porque las “razones personales” del fundador de FotoSprint para mudarse a Buenos Aires son del ámbito del corazón: conoció una argentina en Francia, se enamoró y decidió venirse a vivir a la Argentina. Sencillísimo.


EN NÚMEROS

Fundación: 2016

Inversión inicial: US$ 200.000

Facturación (estimada a 2017): US$ 500.000

Empleados (en la Argentina): 8


Esta nota fue publicada en la edición nro. 240 (septiembre/2017) de Infotechnology.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas