*

Entreprenerds

Una web argentina ayuda a contratar empleadas domésticas de confianza

Zolvers nació de la iniciativa de dos emprendedoras, madres profesionales atareadas, que necesitaban contratar el servicio pero no encontraban buenas recomendaciones de amigos y familiares.

Por Florencia Pulla - 22 de Julio 2016
Una web argentina ayuda a contratar empleadas domésticas de confianza

Los buenos empleados siempre son difíciles de encontrar. Y más si tienen que pasar tantas horas en la casa propia, cuidando nuestra privacidad y a los que más queremos. De la falta de alternativas profesionales en el mercado es que nace Zolvers, una web que, según Cecilia Retegui, socia fundadora, “es el uber del servicio doméstico”.

Se trata, en rigor, de una plataforma tecnológica que une oferta y demanda para tareas del hogar. “Principalmente, nos enfocamos en empleadas domésticas pero también en limpiezas especiales y servicios de plomería”, cuenta Retegui. Con su socia, también madre y profesional, sintieron la necesidad de crear una alternativa en el mercado que certifique el nivel de confianza de un profesional, mediante capacitaciones y un sistema de reviews. “Necesitabamos a alguien que limpie en casa y no había muchas recomendaciones en el grupo de madres de WhatsApp. Tampoco en Internet, un lugar donde se conecten. En otros lugares del mundo sí existen pero acá no”, explica Retegui.

¿Cómo funciona? Dentro de la plataforma de la compañía, los usuarios marcan las características que tendrá la relación que buscan (si es o no con cama adentro, los horarios, si se incluye o no planchado) y se paga un único fee para encontrar a esa “Zolver”, como la llaman puertas adentro, y empezar una relación profesional con ella. El servicio tiene una garantía: si las partes no se gustan, se puede rotar hasta cuatro veces.

En un mercado que se mueve particularmente en negro, Zolvers se para en el medio. “Lo que hacemos es conectar. No obligamos a poner a nadie en blanco, pero es lo que debería suceder. Si bien el contacto se hace a través de una plataforma, la relación sigue por fuera de ella y el pago se resuelve entre la Zolver y el cliente. Lamentablemente, el pago en negro sigue sucediendo en la gran mayoría de los casos”, cuenta. Por ese servicio, Zolvers cobra un fee que varía según las necesidades requeridas, pero que promedia  $300.

¿Por qué pagar a alguien por ese servicio de conexión? Para Retegui es una cuestión cultural. “Se tiene que dar un cambio de mentalidad. Es nuestro trabajo comunicar que hacemos averiguaciones, capacitaciones, que hay reviews en el caso de cada Zolver, que no existen cuando alguien te lo recomienda por otro lado. Con Zolvers lo resolvés en dos clicks”. La fundadora de Zolvers estima que por ese valor agregado cosechan 500 pagos por semana. Sus operaciones no se centran solo en Argentina: ya están en Chile y México, su segundo mercado después de Argentina.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas