*

Bitcoin (24h)
-1.97% Ars
71452.26
Bitcoin (24h)
-1.97% USA
4123.28
Bitcoin (24h)
-1.97% Eur
$3505.73
Entreprenerds

Startup usa tecnología para hacerte ahorrar en seguros si manejas bien

El emprendimiento, que nace de socios ligados al negocio tradicional del seguro, se vale de la tendencia del “Pay how you drive” para relativizar los costos en los pagos mensuales.

Por Florencia Pulla - 08 de Noviembre 2016
Startup usa tecnología para hacerte ahorrar en seguros si manejas bien

Todos los meses pasa lo mismo. Llega la factura del seguro y el auto se vuelve un tema candente en las conversaciones de sobremesa. “¿Y si lo vendemos y con lo que nos ahorramos del seguro y de la nafta vamos en taxi?”, se preguntan los solteros y, especialmente, las familias para quien la movilidad es un tema fundamental. Es que, de un tiempo a esta parte, tener un auto —cualquiera sea— se convirtió casi en un lujo. Y el costo del seguro no es una variable pequeña en la ecuación que evalúa pros y contras. Snapcar quiere llegar al hueso de la cuestión armando un modelo de negocios que se base en la tendencia del “Pay how you drive”: es decir, pagar de acuerdo a si el conductor maneja bien o si es imprudente detrás del volante. “Queremos tarifar de acuerdo a cuánto usa y cómo maneja cada cliente. Hoy las compañías de seguro cobran en función al modelo de auto y no tienen en cuenta que, especialmente en ciudades como Buenos Aires, hay personas que lo usan 5 kilómetros sólo el fin de semana y otras que se clavan en hora pico y hacen 30 kilómetros por día para llegar a Microcentro. Hemos adaptado la tecnología para poder conectar autos asegurados con nuestros servidores físicos y medir cómo y cuánto cobrarles según su nivel de riesgo”, cuenta Gonzalo Delger, CEO de la compañía. Con este entusiasmo es que lograron concretar una inversión de US$ 150.000 con Quasar Ventures, US$ 50.000 conWayra y planean levantar otra ronda de US$ 1,5 millones con inversores locales y extranjeros.

 

La información es un dato

La tecnología de la que habla es telematic, que permite recoger datos mediante un gadget, enviarlos a los servidores de la empresa y convertirlos, herramientas de Big Data mediante, en datos. “El dispositivo puede ser fijo o se puede hacer una App en el móvil. Capta las distancias vía geolocalización y detecta velocidades y frenadas bruscas. Así podemos evaluar qué tan grande es el riesgo.” Hay alrededor de 30 testers que usan la App para darle a la compañía sus primeras estadísticas. Cuando la empresa salga al mercado — aunque tienen varios meses de vida planean salir a fines de este año—, implementarán un esquema de tarifa plana para el primer mes y después ajustarán el precio teniendo en cuenta las evaluaciones que haga la tecnología empleada. “También con la App se va a poder estimar el precio, para saber si conviene o no respecto a un seguro tradicional”, agrega y estima que el ahorro puede ser del 25 por ciento.

 

No tan nuevos

 

Para Delger, crear Snapcar es un paso natural: durante casi 15 años se desempeñó en posiciones de liderazgo regional en QBE Seguros La Buenos Aires, una de las principales aseguradoras del país. Junto con su primer socio decidieron emprender para recuperar parte del ambiente de Pyme que la empresa perdió cuando creció en facturación y tamaño. “Quería volver trabajar por mi cuenta en un proyecto más chico; extrañaba tener un impacto concreto sobre el negocio. El miedo al error en un entorno corporativo hace que las implementaciones sean mucho más lentas.

Yo quería tener las manos en el barro.” En rigor, Snapcar funciona en alianza con una compañía de seguros tradicional de primer nivel. Son intermediarios entre el cliente, que contrata sus servicios para pagar de acuerdo a cómo maneja, y las aseguradoras, que son quienes absorben el riesgo y crean la póliza y pagan un fee a la compañía. “Funciona como cualquier broker de seguros. Vendemos un producto, administramos el riesgo y atendemos al cliente. Este esquema ya existe en el mundo y se llama Management General Agent (MGA)”, cuenta. Para los primeros 12 meses esperan alcanzar una cantidad conservadora de clientes (2.500) y luego llegar a los 60.000 en cinco años, un número interesante si se considera que la conciencia aseguradora es baja en el país. “En el segundo año, la meta es encontrar un socio estratégico en Brasil. Es un negocio súper escalable”, dice.

 

En números

Fundación: 2015

Facturación anual (proyectada a 2017): US$ 500.000

Empleados: 6

Socios: 2



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas