*

Bitcoin (24h)
1.50% Ars
72361.71
Bitcoin (24h)
1.50% USA
4199.75
Bitcoin (24h)
1.50% Eur
$3553.12
Entreprenerds

Sinimanes quiere llevar su delivery de comida online a América latina

La empresa permite realizar pedidos por Internet. Tiene oficinas en la Argentina, Chile y México. Factura $ 2 millones en el mercado local.

 

Por Felix Ramallo - 11 de Abril 2014
Sinimanes quiere llevar su delivery de comida online a América latina

 


Buscar un folleto que nos dieron en la calle o ir hasta la cocina para buscar el número de un restaurante en el imán pegado en la puerta de la heladera es, para muchos, algo del pasado. Cada vez más usuarios pasan la mayor parte de su tiempo online y es en Internet donde buscan y deciden qué comer a la noche. Por eso, varias empresas buscan reemplazar el teléfono por un click a la hora de hacer un pedido de delivery. Una de ellas es Sinimanes, una compañía argentina que desde hace tres años está desarrollando este negocio y factura anualmente en el país cerca de $ 2 millones.

sinimanes
"Si querés que te vaya bien o ser millonario tenés que ser regional", sostuvo el emprendedor. Crédito: Gustavo Fernández

La empresa fue fundada por Ignacio Guglielmetti, junto a los hermanos Tomás y Hernán Manzitti en mayo de 2011 con una inversión inicial de US$ 150.000. La idea surgió gracias a la experiencia que Tomás Manzitti vivió en carne propia, cuando vivió en Estados Unidos y fue testigo del crecimiento de este tipo de emprendimientos. “Hicimos un breve análisis de mercado y vimos que las condiciones estaban dadas, ya que la Argentina es un país con mucho delivery”, sostuvo Guglielmetti. La empresa fue incubada por NXTP Labs y ganó el concurso Start Up Chile, lo que les hizo posible, posteriormente, instalar una oficina en el país vecino.


El servicio permite encontrar un listado con los locales de comida más cercanos a la zona donde se encuentre la persona usuaria. Una vez elegido el restaurante, se puede ingresar al menú del mismo y completar el pedido que le llegará al local a través de un correo electrónico.

“En la Argentina casi todos los locales hacen delivery. Empezamos buscando restaurantes puerta a puerta, pero después apuntamos principalmente a las cadenas, porque son las que más se ingresan en los buscadores y de esa manera terminan en nuestro sitio”, comenta el cofundador. Hoy, el servicio cuenta con 1.300 restaurantes de unas 50 ciudades y es visitado por cerca de 200.000 usuarios cada mes.

El modelo de negocio de Sinimanes es simple: le cobran al restaurante una comisión del 10 por ciento más IVA por pedido. Sin embargo, esa no es la única fuente de ingresos de la empresa. “Tenemos una línea de negocios en donde hacemos aplicaciones móviles y para Facebook, además del desarrollo de sitios”, señala el empresario. Esta línea de negocio surgió al ver que a sus clientes se les hacía costoso desarrollar una aplicación móvil con un sistema de e-commerce. “Nosotros ya tenemos esta tecnología y podemos ofrecérsela a otras empresas por un precio menor al que les saldría desarrollar algo desde cero”, explica.

 

Un factor clave en el negocio del delivery online es la atención al cliente. El lapso de tiempo en donde suceden la mayoría de las operaciones es muy corto y, además, pueden surgir muchos inconvenientes mientras se realizan los pedidos de comida, que se concentran entre las 20.30 y las 22.30. “Uno no puede prever que un restaurante se quede sin un plato o que el chico de la moto no llegue. Por eso privilegiamos a los restaurantes que mejor trabajan dentro del sistema, ya que el usuario también se puede enojar con nuestro sistema y no sabe de quién es la culpa. Sólo le agarra bronca”, admite el emprendedor.


Negocio picante

A fines de 2013, Sinimanes decidió dar un salto y extender su negocio. Tras lanzar su servicio en Chile, el próximo destino en la mira fue México. Para desembarcar en ese mercado, la compañía se fusionó con Semeantoja, un sitio de las mismas características que su empresa pero con fuerte presencia en tierras aztecas. “Es el sitio de México con más tráficos y visitas del rubro y tenía un inversor muy atractivo para nosotros, que era 500Startups”, cuenta Guglielmetti. Allí, tienen 1.200 restaurantes en su servicio, con foco en Monterrey y México DF.

“Nosotros siempre nos planteamos ser regionales, esto es un negocio a gran escala. Si querés que te vaya bien o ser millonario tenés que ser regional. Ese siempre fue nuestro objetivo. Es un negocio que necesita mucha inversión. Y los inversores buscan una empresa de ese tipo”, explica el emprendedor. De hecho, recientemente realizaron una segunda ronda de inversión, por un monto que prefieren no revelar, con inversores como NXTP Labs y 500Startups.

Actualmente, la compañía cuenta con cinco empleados dedicados en el área de sistemas. Desde México, se encargan del desarrollo del sitio web y de sus aplicaciones para iPhone y Android. “El sitio está desarrollado en PHP y estamos integrándonos con el de Semeantoja, que está creado en base a Ruby On Rails. Para lo que es servidores utilizamos los servicios que brinda Amazon y contamos con dos servidores propios”, aseguró el cofundador.

Tras la fusión, el equipo técnico de la compañía se encuentra en México, mientras que en la Argentina mantienen el departamento comercial.

Según Guglielmetti, “el canal móvil crecerá cada vez más, ya que cada vez más gente tiene smartphones y, además, es muy práctico. Semeantoja, por ejemplo, tenía mucha presencia en iPhone”, comenta. Actualmente, Sinimanes tiene aplicaciones para iPhone y Android. Y la tendencia indica que en el futuro gran parte de su negocio dejará de estar en las pantallas de las computadoras. “En mercados más maduros, como Estados Unidos y Europa, el negocio a través de teléfonos móviles ya significa más del 50 por ciento de las ventas”, sostuvo el emprendedor. Uno de los objetivos de la empresa es incrementar el número de usuarios que realizan pedidos online. Hoy, el 2 por ciento del delivery es online. “Queremos llegar a más del 50 por ciento sí o sí. Hace dos años que Domino’s Pizza tiene más de la mitad de su delivery online. La idea es igualar ese número”, asegura.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el número 198 de la revista Information Technology.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas