Entreprenerds

Los drones como un negocio posible en la Argentina

Un emprendedor local utiliza hexácopteros para filmaciones aéreas. Realizó trabajos para publicidades, videos de música y festivales como el Cosquín Rock y el Personal Fest, entre otros.

12 de Agosto 2013
Los drones como un negocio posible en la Argentina

 


Muchos son usados para vigilancia, algunos son utilizados con fines bélicos y hay quienes también los utilizan para delivery de pizza. Sin embargo, estos no son los únicos fines que pueden tener los drones. Al menos, así lo pensó Iván Insausti, un emprendedor argentino que vio en estos equipos un posible negocio: utilizarlos para filmaciones aéreas.

El emprendedor cuenta con cinco drones (dos cuadricópteros y tres hexacópteros) con los que ofrece un servicio de filmación y manejo del vehículo no tripulado por $ 8500  durante una jornada de grabación de 12 horas a través de su sitio Hexacoptero.com.ar.

IKV - Adelante 2
Alto en el cielo. El hexácoptero de Insausti filmando el último video de Illya Kuryaki & The Valderramas. Crédito: Gentileza Insausti

Sin embargo, Insausti no es nuevo en este mundo. Por el contrario, hace más de nueve años que comenzó a insertarse en el mundo del aeromodelismo y hace cuatro años que trabaja utilizando los hexacópteros, en los que lleva invertidos hasta el día de hoy cerca de $ 350.000. 

“Hace 11 años que soy asistente de cámara y no sé cuál fue la chispa que me despertó esto pero quise montar una cámara en un helicóptero. En esa época, la tecnología no estaba lista para eso. Los helicópteros de radiocontrol eran bichos muy grandes, con mucho ruido y vibración. Además las cámaras no eran HD. Era complicado”, explicó Insausti.

De todas maneras, comenzó a investigar e ingresó al mundillo del aeromodelismo. “Me metí en el hobbie, aprendí a volar, compré planeadoras y helicópteros. Hace cosa de cuatro años, encontré en Internet la primera plataforma de multicópteros y ahí empecé a meterme en este área”, sostuvo.

Comenzó a aprender sobre el armado de estos equipos y fabricó su primer hexácoptero de modo autodidacta. Trajo partes del equipo del exterior a través de amigos y logró ensamblar su propio drone. “En ese momento no era algo simple. Sobre todo, al ser algo que era muy experimental y la poca información que había en Internet no era de gente que tuviera la data precisa. Internet es un lugar complicado, porque es maravilloso y a la vez el reino del hablemos sin saber. Hay que recopilar información con mucho criterio, porque por ahí armas todo el aparato y por poner un ’seteo’ mal se te dio vuelta”, comentó Insausti.

Hexa 1
Seis hélices. Este es el primer drone que fabricó Insausti de manera autodidácta. Crédito: Gentileza Insausti

Según sostiene el emprendedor, los días artesanales quedaron detrás. En ese entonces se necesitaba tener un conocimiento mínimo de ingeniería y aeromodelismo para poder acceder a este tipo de equipos, mientras que hoy “hay empresas que las fabrican en serie y con tener una tarjeta de crédito te la mandan a tu casa”. De hecho, en la Argentina,el municipio de Tigre cuenta con sus drones propios y la ciudad de Buenos Aires también se encuentra trabajando en su propio hexacóptero.

MetroBus - 9 De Julio
Volando. Para la publicidad del Metrobus se utilizó un hexacóptero del emprendedor. Crédito: Gentileza Insausti
 

El servicio que ofrece fue contratado por diversas empresas para spots publicitarios (como el del Metrobus 9 de julio), fue utilizado para un videoclip de Illya Kuryaki & The Valderramas y también en festivales como el Cosquín Rock y el Personal Fest. Durante el trabajo, Insausti se encarga de manejar el drone, mientras que su socio es responsable del encuadre de la cámara. Para estos trabajos utiliza una Panasonic GH2 que considera ideal para este labor. “Mucha gente lo ve como una contra, pero yo no. Es más liviana, por lo tanto es más dócil y es mejor para la estabilidad”, comentó.

De hecho, para poder realizar tomas aéreas de manera tradicional se necesitan como mínimo una grúa y un helicóptero, cuyo valor asciende a los 60.000 pesos por jornada, según sostuvo el emprendedor. De esta manera, el hexácoptero se convierte en una de las principales alternativas para realizar estas filmaciones. Por lo que, si llega a ver un drone de este tipo, sonría. Probablemente lo estén filmando.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas