Entreprenerds

Flux IT: consultoría y desarrollo made in La Plata

 Cuatro socios crearon Flux IT para enfocarse en arquitectura de IT, con énfasis en la calidad del servicio. Facturan U$S 4 millones.

05 de Octubre 2012
Flux IT: consultoría y desarrollo made in La Plata



La idea estaba latente. Los cuatro socios trabajaban en la industria de IT y mantenían la idea de hacer “algo” juntos. Sólo les faltaba encontrar el nicho y animarse. Lo hicieron, no sin pasar por períodos de mucho esfuerzo y continuas inversiones del propio bolsillo. “Vimos que en la industria en general había manejos que no compartíamos. Por ejemplo, cómo se relacionaban las empresas con los clientes o qué papel jugaba el rol humano en la tecnología. Siempre eran relaciones conflictivas y sobre todo lo notábamos en los programadores”, recuerda Ulises Chesini, actual socio gerente de Flux IT, compañía que fundó junto a su hermana Alfonsina, Santiago Urrizola y Pablo Iaría y que en su último ejercicio (cerrado en marzo de este año) facturó U$S 4 millones. Los cuatro socios arrancaron la aventura en la Universidad Nacional de La Plata (en la cual estudiaron la licenciatura en Informática), donde trabajaron en el Laboratorio de Investigación y Formación en Informática Avanzada (LIFIA).

fluxit

Allí fue donde el emprendimiento dio su puntapié inicial, a principios del 2008, con una inversión inicial de $ 40.000. ¿El foco?: la consultoría tecnológica, con valor agregado en el servicio y con especialización en la arquitectura de software y el desarrollo de aplicaciones a medida. La premisa, que actualmente se mantiene, pasa por brindar software de primera calidad. “Buscamos que la calidad de lo que hacemos tecnológicamente derive del desarrollo de las propias personas”, destaca Chesini. La rueda empezó a girar con pequeños proyectos de capacitación y algunos contratos a distancia, como el de una empresa de Costa Rica, hasta que llegó el primer acuerdo importante: Telecom Personal (primero a través de un partner), para trabajar en el middleware del operador móvil.

Tras un año de puro aprendizaje y reinversión de las ganancias, un punto de quiebre llegó con la contratación de Saccone y Asociados como consultora externa para la planificación estratégica de su propio negocio. “Éramos excelentes técnicos pero en lo empresario necesitábamos ayuda. Nos dio objetivos a cinco años, visión a largo plazo y asesoramiento en la planificación. Hoy lo seguimos manteniendo”, sostiene Chesini. El segundo punto importante fue la apuesta por la calidad. Con esa visión de largo plazo, en enero de 2010, Flux IT logró certificar la norma ISO 9001. “Nos permitió lograr una base sólida. Eso se refleja en que los mismos clientes que teníamos al principio los tenemos actualmente, porque buscamos la confianza del cliente”, afirma Alfonsina Chesini. Entre ellos se encuentra OSDE, uno de sus principales aliados, al que asesoran en arquitectura, desarrollo, usabilidad y capacitación.

Apuesta tecnológica

Si bien uno de los objetivos a mediano plazo es ganar en volumen de negocios, proyectos y clientes, así como en personal (actualmente suman 100 personas, entre ellas la mayoría arquitectos y desarrolladores), la experiencia los acerca más a las grandes corporaciones. “La arquitectura trata sobre cómo manejar un ecosistema de muchas tecnologías dentro de una aplicación o una empresa. Tratamos de optimizar esas tecnologías y las formas de uso para alinearlas al negocio, con una visión lo más global posible. Por eso el foco está en compañías que manejen grandes volúmenes de información”, afirma Urrizola, y aclara que trabajan repartidos en cuatro unidades de negocio: Desarrollo, Capacitación, Integración y Usabilidad. “Las empresas que valoran más la administración de arquitectura son aquellas que tienen un universo de IT a gobernar”, afirma Ulises Chesini.

Aunque trabaja con todo tipo de tecnologías y herramientas sin acuerdos de exclusividad con proveedores, la fortaleza de Flux IT pasa por Java y la metodología Scrum. También mantiene un área de desarrollo de aplicaciones. “Seguimos haciendo desarrollo pero con el foco puesto en la arquitectura y en aplicaciones que sirvan al negocio. No se piensan aisladas, sino en el contexto de lo que necesita el cliente y sus problemáticas. En general son desarrollos a medida”, sostiene Alfonsina Chesini. El mes que viene la firma lanzará comercialmente Engageful, un producto que da soporte en la planificación, administración y seguimiento de proyectos ágiles, basado en Scrum.

El área de I+D es una de las mayores apuestas y actualmente se aboca a un proyecto de bioinformática a través de un convenio con la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el Departamento de Química Biológica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, con el objetivo de formar un equipo de trabajo conjunto para el desarrollo de herramientas de manejo de bases de datos biológicos relacionadas con enfermedades. En la actualidad trabajan con siete clientes, la mayoría grandes corporaciones como OSDE, Telecom y Red Link. Los objetivos para los próximos años apuntan a mantener el crecimiento (fue de 120 por ciento en el último año) y hacer pie en el mercado extranjero. Ampliarán sus oficinas en La Plata e inaugurarán su tercera sede (tienen otra en la Ciudad de Buenos Aires). “Siempre buscamos involucrarnos con el cliente, en lugar de sólo ir y desarrollar una aplicación. Las empresas demandan ese acompañamiento”, coinciden los socios.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas