*

Bitcoin (24h)
2.27% Ars
142360.05
Bitcoin (24h)
2.27% USA
8183.96
Bitcoin (24h)
2.27% Eur
$6892.26
Entreprenerds

Esta App argentina acerca a tu doctor al smartphone

Se trata de MyDDoc, una plataforma que permite contactarse con profesionales de la salud al mejor estilo WhatsApp. Sus creadores buscan mejorar la comunicación y monetizar lo que es moneda corriente hace tiempo: la consulta vía medios 2.0

Por Matías Castro - 20 de Septiembre 2016
Esta App argentina acerca a tu doctor al smartphone

No es sencillo conseguir una consulta con un especialista médico. Por lo general hay que  esperar el tiempo del turno, trasladarse al médico, esperar en la sala de espera con el riesgo de contagio que implica estar junto a otros pacientes y, finalmente entrar en la consulta con el médico, a quien por lo general el tiempo se le escapa de las manos. En Argentina, si bien por ahora esta conducta es un poco tibia por el momento, cada vez más, un creciente número de pacientes está comenzando a utilizar medios digitales para comunicarse con los profesionales médicos.

“Pero no todos los usuarios acceden a poder tener una comunicación con un profesional. La gran mayoría de los pacientes no tiene el teléfono de médico, y en los casos que sí lo poseen, generalmente se opta por ‘no molestar’ al profesional que en dicha comunicación, está realizando un acto médico que no puede monetizar”, afirman desde la empresa argentina MyDDoc. Este emprendimiento busca llevar la consulta médica al mundo 2.0 a través de una aplicación que hace las veces de sala de consulta digital.

“La plataforma provee a las instituciones médicas la posibilidad de tener su propio App médico, arancelado. La idea es lograr una mejor y fluida comunicación entre paciente y doctor para mejorar el servicio, es una buena forma de mejorar problemas que pueden surgir a futuro”, explica  Gustavo Grinberg uno de los socios fundadores del servicio. La aplicación está disponible para diferentes plataformas y es de descarga gratuita, sólo se necesita un usuario (o usar la función de social login) los médicos por su parte crean su propio perfil médico, autorizado por un administrador de la aplicación. En este momento, los usuarios de la aplicación ya pueden empezar a buscar médicos para realizar consultas en la plataforma que promete operar 24 horas en los 7 días de la semana.  “Formaliza algo que ya existe, con la ventaja de por ejemplo buscarlo por nombre y que no tenga que dar el doctor el numero personal que es lo que pasa ahora”, afirma Grinberg.

Desde la empresa, se definen como “mensajería médica paga” (Chat médico) que permiten que cualquier organización médica puede tener de manera simple y rápida su propia aplicación médica, donde sus profesionales pueden dar respuesta a la creciente demanda de los pacientes que hoy utilizan medios digitales. Su objetivo es hacer más eficiente la comunicación médico-paciente mediante un modelo de franquicias. Es decir que cada hospital puede incorporar la aplicación e integrar a su plantel y también se queda con un porcentaje del pago del usuario. El modelo de negocios de la empresa es el cobro de un fee para instalar el servicio y luego un abono mensual en función de la cantidad de médicos que se soporten. La App hoy tiene 30 médicos y alrededor de 2.000 usuarios, números que hablan más de una novedad que de un rubro en ascenso por el momento.

“El 80% de las consultas se podrían evacuar a distancia si el paciente ya se conoce”, sentencia tajante, Enrique Gabai;  médico pediatra de la UBA y la pata profesional del emprendimiento.  “Lo que vemos de hace varios años es que los médicos evacuamos consultas de los pacientes a través del teléfono, pero cuando apareció el WhatsApp se masivo la comunicación, demandan que le demos continuidad. La verdad es que nos pusieron en apuros”, confiesa el profesional. Por lo tanto, la decisión fue arancelar el servicio porque “ofrece varias ventajas, por un lado el médico puede ganar dinero y por el otro el paciente al pagar puede exigir y demandar una mejor prestación”, explica Gabai. El pediatra explica que los usos que dan los pacientes a la comunicación 2.0 son variados, desde el envío de documentación (como estudios), pasando por –afirma Gabai- una de las consultas más popular que es la segunda opinión, hasta llegar a las madres que consultan mucho por los hijos pequeños.

¿Cómo funciona?


Los profesionales deben completar su perfil con datos curriculares, definir sus honorarios médicos y vincular su perfil con una cuenta de MercadoPago. Los pacientes deben seleccionar al médico y luego el tipo de comunicación que desean contratar. Si es una hospital o clínica, la institución debe nombrar por lo menos un usuario administrador que tendrá por función autorizar a los profesionales para el uso de la mensajería arancelada.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas