Entreprenerds

Enye Technologies: un híbrido de marketing y tecnología

Creada por dos amigos de la infancia, desarrolla aplicaciones para empresas y los apoya Wenceslao Casares.

19 de Abril 2013
Enye Technologies: un híbrido de marketing y tecnología




Horacio Acerbo y Tobías Girelli se conocen desde chicos, cuando salían juntos a andar en skate. De hecho, Girelli fundó una de las publicaciones emblemáticas del skate, “Buenos Muchachos”. La amistad entre ambos se tradujo en múltiples emprendimientos, desde la producción de espectáculos hasta la administración de un bar.

Desde hace seis años emprendieron el desarrollo de tecnología, primero con un producto (CoolHardware) que mezclaba hardware y software y que finalmente desembocó en una aplicación móvil que bautizaron DiOui, que permitía encontrar gente, lugares y promociones en función de la localización del usuario, con integración a redes sociales como Facebook.

enye

Con el tiempo devinieron en una suerte de híbrido de agencia de marketing digital con software factory de aplicaciones móviles, que actualmente emplea a unas 11 personas y que el año pasado facturó alrededor de U$S 500.000. “Somos como una boutique, con pocos y grandes clientes, o start ups que nos encargan proyectos desafiantes”, dice Girelli.

Uno de los primeros proyectos de esta nueva etapa fue con Coca-Cola, empresa para la que desarrollaron Happy Places, una red social esponsoreada por la bebida que permite registrar, geolocalizar y compartir momentos y situaciones a través del móvil. Se trató de un desarrollo multiplataforma (Symbian, Blackberry y Android) para el que aprovecharon algunas de las herramientas que habían utilizado en DiOui.

En ese tiempo, a través de un amigo en común también establecieron una relación con Wenceslao Casares, quien se transformó en inversor de su emprendimiento (al que llamaron Enye Technologies) y para quien a su vez desarrollaron sobre Windows Phone una aplicación móvil para la billetera digital Lemon, que permite guardar y ordenar los recibos y tickets que tenga el usuario y así evitar conservarlos en papel.

Si bien ninguno de ellos es programador (Acerbo es sociólogo y Girelli viene del diseño gráfico y la publicación), ambos siempre tuvieron afinidad por la tecnología. “Contratamos gente senior, que viene trabajando en todos los lenguajes y que no tarda en acomodarse a cada nuevo proyecto, que en general son multiplataforma”, dice Acerbo. Y asegura que “la fragmentación de las plataformas obviamente molesta para el desarrollo de aplicaciones, pero de a poco eso se va a ir consolidando. Ahora hay que ver qué pasa con Blackberry y con Windows Phone”, advierte.

En Enye (que tiene sus oficinas en Palermo pero que se mudarán al barrio de Recoleta) también trabajan en desarrollos propios que no están orientados a las tiendas de aplicaciones, sino que son componentes para soluciones con tecnologías específicas de reconocimiento de imagen y realidad aumentada, entre otras. Girelli cree que “tal vez cuando Google empiece a comercializar sus lentes llegue el momento de la explosión de la realidad aumentada”.

Social TV es el nombre de otras de las aplicaciones que lanzó Enyetech, en este caso para la plataforma IOs y orientada a encontrar y compartir videos que otros amigos postean en redes sociales. “Lo que hace es agregar en forma ordenada las entradas de videos de tus amigos, de manera que los combina un poco de la manera en que uno mira televisión y permite hacer comentarios a través de la misma aplicación”, explica Acerbo.

Girelli cuenta que actualmente están más enfocados en generar ideas orientadas al marketing y a poder agregarles valor a las marcas, más allá de la aplicación móvil en particular en la que pueda desembocar el proyecto. Y dice que tuvieron una oferta de compra por parte del gigante global de marketing y comunicación WPP (que recientemente se quedó con una parte de Globant) que no prosperó. Sin embargo, no descartan la llegada de inversores que les permitan ampliar su estrategia y poder abrir nuevas oficinas en el exterior. Su socio, Acerbo, dice que los favorece su perfil multidisciplinario: “Acá no somos todos ingenieros; esto nos permite tener una visión más amplia de los problemas que nos planteamos”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas