*

Bitcoin (24h)
-.16% Ars
337898.06
Bitcoin (24h)
-.16% USA
19312.57
Bitcoin (24h)
-.16% Eur
$16437.22
Entreprenerds

El delivery más rápido del mundo está en Argentina, ¿cómo funciona?

Creador por dos uruguayos, el delivery Plato Volador es según sus creadores el más rápido de todos. Usando tecnología y análisis de datos aseguran que pueden tener listo un pedido antes de que se efectue. Por Matías Castro - 22 de Agosto 2016
El delivery más rápido del mundo está en Argentina, ¿cómo funciona?

“Su plato volador ya está en camino” dice el SMS que recibe quien pide delivery a esta empresa, que promete entregar en 29 minutos o la comida es gratis pero que tiene un promedio de entrega de 17 minutos; de ahí el nombre “volador”. Se trata del servicio fundado por Daniel Appel y Naor Korona, dos uruguayos que importaron un modelo de negocios desde los Estados Unidos que promete revolucionar la forma de entender el delivery. “Nos gusta decir que somos el delivery más rápido del mundo. Elaboramos platos saludables, que los entregamos -como decimos nosotros- a la velocidad de la luz.”, afirma Appel, uno de los fundadores.

Actualmente, este emprendimiento rioplatense de 30 a 35 mil platos de comida al mes, facturando US$ 75.000 al mes. “Vinimos a probar este modelo de negocios a la boca del lobo. Si funciona en una ciudad como Buenos Aires es porque funciona en todo el mundo”, afirma uno de sus fundadores.  Plato Volador empezó a operar con 75.000 dólares de inversión que los socios consiguieron gracias a la aceleradora Wayra y a ahorros propios.

Este modelo de negocios consiste en ofrecer el valor agregado de una entrega en tiempo récord respecto a la competencia. “El rubro donde se desarrolla la actividad se llama food tech que es básicamente tecnología aplicada a la comida”, explica Appel. Sin dudas, la startup utiliza mucha tecnología aunque sus fundadores coinciden en que ellos son un negocio de delivery de comidas a pesar de tener una base tecnológica más  importante que otras empresas tradicionales. “Lo que hacemos nosotros, utilizando tecnología y datos, es envíar la comida antes de que el cliente la pida”, afirma Daniel Appel. ¿Cómo se logra esto? Con un detallado análisis del consumo de sus clientes. “Antes de lanzarnos al mercado hicimos un estudio exhaustivo par a poder tener lo que se llama una proyección de demanda colectiva que nos permite saber quién pide qué cosa cuándo  y dónde”, explican desde Plato Volador. Gracias a la proyección de la demanda, la empresa sabe aproximadamente qué piden sus consumidores y les permite prepara la comida, del día, con anticipación para que luego su flota de motos estén cerca del lugar de entrega a la hora indicada con el plato indicado para el cliente.  “Cuando el cliente entra a nuestro sitio web y clickea en el plato que quiere, puede tener la seguridad de que hay una motocicleta con su plato a tres o máximo cinco cuadras de distancia”, afirma el fundador.  En parte, el menú acotado de sólo tres platos rotativos permite a la empresa tener mayor control sobre la producción y la demanda.

Es el mismo sistema que utilizan gigantes como Amazon y su one day shipping. Desde Plato Volador afirman que el error de cálculo les redunda en sólo un 5% de platos desperdiciados. El secreto es que el modelo de Plato Volador, que la empresa no quiso especificar demasiado cómo funciona, puede ir aprendiendo de sus clientes y saber que por ejemplo “Martín los lunes come ensalada porque todos los domingos a la noche se clava un asado”, afirma Appel.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas