*

Bitcoin (24h)
-.27% Ars
103911.94
Bitcoin (24h)
-.27% USA
5968.09
Bitcoin (24h)
-.27% Eur
$5066.06
Entreprenerds

Cómo conseguir préstamos por Internet en pocos clicks

Los cofundadores de Dineromail crearon Moni, un emprendimiento para brindar adelantos de dinero en forma online. Por Felix Ramallo - 14 de Julio 2015
dineroinversion





La consolidación de Internet dentro de la sociedad generó un sinnúmero de cambios. Se modificaron viejas costumbres y varios productos pasaron a formar parte de los libros de historia. Desde la masividad de los correos electrónicos a las videoconferencias, distintas industrias van adaptando su negocio a los tiempos que corren. La banca no es uno que esté afuera. Pagar un servicio o realizar una consulta bancaria a través de Internet o el celular se volvieron naturales. Teniendo en cuenta esta nueva realidad, Juan Pablo Bruzzo y Alejandro Estrada fundaron Moni, una plataforma que entrega créditos personales online, dejando de lado el papeleo por unos pocos clics.

Juan Pablo Bruzzo, cofundador de Moni Crédito: Moni
 

“Arrancamos hace dos años ya. La plataforma permite a cualquier usuario pedir un adelanto de dinero a través de celulares y computadoras sin más requisitos que llenar un formulario. Éste permite en el momento confirmar o no si el usuario está aprobado para recibir el crédito y contar con ese dinero en su cuenta bancaria”, sostiene Bruzzo, quien invirtió junto a su socio unos US$ 50.000 para darle marcha a la compañía.

Los emprendedores no son nuevos en el rubro. Ambos fundaron y luego vendieron Dineromail, mientras que Estrada también fue el fundador de iBillionaire, una app para invertir en la Bolsa, que en asociación con el fondo Direxion Investments salió a la Bolsa de Nueva York en agosto pasado.

Bruzzo, por su parte, se desempeñó en Deremate.com durante más de seis años como director de Marketing de la compañía.


Las finanzas parecen ser el hilo conductor de los emprendimientos que nacen bajo sus brazos. En este caso, Moni intenta llenar un espacio que se encuentra desatendido en América Latina. “Es una plataforma que viene a reemplazar a los habituales adelantos que por una necesidad urgente, como puede ser que se rompa el auto o algún tema de último momento, no se cuenta con el dinero suficiente para afrontar situaciones de ese tipo y se necesita la plata rápido, sin firmar ningún papel y ciento por ciento online”, explica el emprendedor.


 


Para obtener un crédito de Moni se debe contar sí o sí con una cuenta bancaria y algún tipo de ingreso. “Tenemos un algoritmo que toma información de distintas fuentes, similar a la información que puede manejar un banco, junto con datos más ‘soft’ que están ligados a comportamiento, entre otras variables que indican qué riesgo tiene”, asegura Bruzzo.

A la hora de lanzar el servicio, los emprendedores pensaban que el negocio estaría dominado por un segmento joven. Sin embargo, la mayoría se encuentra en un público adulto. “El público más fuerte está entre los 30 y 40 años, con un sueldo promedio de $ 9.000”, sostiene y agrega: “El dinero que prestamos es capital propio, no somos un banco ni tomamos depósitos de clientes, sino que prestamos nuestro capital”.

La firma brinda préstamos que van desde los $ 500 a $ 4.000 y cobra unos $ 450 fijos por el servicio, más un interés sobre el monto prestado. “Nosotros lo vemos como un servicio, porque los bancos no te darían créditos de montos como los que damos nosotros”, subraya.

Un problema para las compañías que realizan préstamos se encuentra en los morosos incobrables. Pero al estar atado a una cuenta bancaria la dificultad disminuye un poco. “Nosotros acreditamos el adelanto en la cuenta y cuando tenemos que cobrar hacemos un débito automático como si fuera cualquier servicio. Eso ayuda al nivel de cobranza. De todas formas, no se puede cobrar sobre un descubierto. Si no tiene fondos no podemos cobrarlo. Tenemos una tasa muy lógica de este tipo de casos”, comenta.

La idea detrás de Moni surgió luego de que Bruzzo y Estrada decidieran vender Dineromail. “Cuando terminamos con Dineromail pensamos distintos modelos de negocio y vimos una posibilidad en este rubro. En la Argentina hay mucho valor para agregar y nos sentimos capaces de hacerlo bien”, asegura.


En esta misma línea, la compañía se encuentra orientando su servicio hacia el segmento móvil. “Hoy no tenemos una estrategia ‘mobile first’, pero es nuestra visión y el tráfico lo demuestra. Es un hecho que el celular es cada vez más fuerte. Queremos tener una app móvil para poder pedir adelantos”, describe Bruzzo. De hecho, el futuro de Moni podría estar íntimamente relacionado con el pasado de Dineromail. “Nos imaginamos como una forma de pago más relacionada con la cuenta bancaria. Nuestra visión a futuro es que el usuario pueda hacer distintos pagos desde su celular”, explica.

Actualmente, la empresa brinda unos 4.000 adelantos por mes por un valor cercano a los $ 8 millones y facturan cerca de $ 1,5 millón al año. El equipo está compuesto por ocho personas y cuentan con un equipo de tecnología tercerizado. “Los últimos seis meses son los más relevantes. El resto fue más una prueba para ver si había un mercado. Hace seis meses que estamos más sólidos y siempre cuidando de tener nuevos productos”, dice.

La expansión por América Latina se encuentra en los planes de la compañía. “Tenemos oficinas en la Argentina y la idea es expandirnos por la región donde la necesidad sea similar. El próximo país en los planes es México, sobre todo por temas legales, ya que es muy abierto. Brasil tiene restricciones más grandes, que son salvables, pero lo vemos para una segunda etapa”, cierra Bruzzo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas