Conexión Geek

El Senado aprobó la ley de grooming que ya genera polémica

La normativa sanciona con penas de entre seis meses y cuatro a años a aquellos que "cometan acciones para influenciar a un menor en actividades sexuales" contactados a través de cualquier medio "electrónico".

14 de Noviembre 2013
El Senado aprobó la ley de grooming que ya genera polémica

El Senado convirtió en ley el proyecto para penalizar el grooming: el acoso a menores a través de medios digitales. Sin embargo, a horas de la sanción la resolución ya generó polémica en distintos sectores. El Senado rechazó las modificaciones a la ley impulsadas por la diputada del PRO, Paula Bertol, y aprobó con unanimidad la versión original del proyecto, que ya había sido tratado anteriormente en 2011. 

senado

La normativa, que se incorporará al Código Penal, prevé penas de entre seis meses y cuatro años para aquellos que "por intermedio de identidad falsa y la utilización de cualquier medio electrónico cometiera acciones destinadas a influenciar a un menor para que este realice actividades sexuales explícitas o con connotación sexual”, según sostiene el diario Clarín.

"El Senado no tomó ninguna de las modificaciones de Diputados. Esta ley marca un tipo penal abierto, deja abierta la figura y homologa la pena al abuso efectivamente cometido. Es lo mismo contactar a alguien que efectivamente abusar de esa persona. Tampoco se hace discriminación de edad: es lo mismo un chiquito que un adolescente, cuando todo lo que tienen que ver con delitos de integridad de la persona tiene que haber una distinción  Por otra parte, lo convierte en un delito de acción publica, cuando los delitos sexuales son de acción privada. En este caso, al no estar la salvedad que si estaba en la modificación de Diputados, lo que nos encontramos en que en este delito se esta incitando a la policía a monitorear e intervenir las comunicaciones", sostuvo Beatriz Busaniche, secretaría de la Fundación Vía Libre.

Según comunicó Paula Bertol, diputada nacional por el PRO, el artículo 131 que se incorporará al Código Penal sostiene que "será penado con prisión de seis meses a cuatro años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma".

La modificación realizada en Diputados delimitaba el tipo penal (la descripción exacta de lo que es considerado delito) y bajaba las penas a una mínima de dos meses a dos años de prisión, según informa Télam. 
 
El diputado radical, Manuel Garrido, señaló en un documento (que se puede leer abajo) presentado ante la Cámara de Diputados varias críticas al proyecto. Allí sostiene que "no hay claridad sobre los motivos que justificarían la necesidad de crear una figura penal autónoma y distinta de los delitos contra la integridad sexual que se encuentran tipificados". 

Críticas del diputado Garrido:

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas