*

Entreprenerds

Seguro que no lo jugaste: solo hay una versión de este videojuego (y viaja)

Un diseñador y un programador crearon una máquina de arcade que llevan de gira por todo el país.

Por ALDANA VALES - 12 de Enero 2018
Seguro que no lo jugaste: solo hay una versión de este videojuego (y viaja)

En 2010, Hernán Sáez quiso aprender a programar. Era diseñador y había encontrado tutoriales en internet para dar los primeros pasos en los distintos lenguajes. En un momento llegó a uno que daba pautas para crear un juego de naves y empezó a diseñar las suyas.  Máximo Balestrini  iba a ayudarlo con algunas cuestiones de la programación, pero cuando vio la estética que su amigo había creado se dedicó de lleno a programarlo él mismo. Así nació Nave, el videojuego viajero.

Las instrucciones son simples: “Sobreviví el máximo tiempo que puedas. Esquivá y destruí enemigos con power ups. Escalá tu nave, hacela crecer hasta ocupar por completo la pantalla. Usá el modo Turbo para controlar la dificultad”, explican sus fundadores. Nave es un juego de resistencia que, en los últimos cinco años, ha logrado generar una comunidad de seguidores robusta. Su particularidad es que está dentro de una máquina de arcade única y que sus creadores la llevan de gira por todo el país.

“Nunca esperamos que a alguien le fuese a interesar tanto el juego. Se fue generando.” -- Máximo Balestrini, creador de Nave, el videjuego viajero.

Al principio, la idea era otra. En los comienzos, Nave iba a ser un juego web. Eso pensaban Sáez y Balestrini mientras se juntaban una vez por semana a trabajar en el proyecto. Todo cambió cuando los invitaron a la muestra Game On y se les ocurrió armar un gabinete para presentar lo que habían creado. Así construyeron la máquina con sus propias manos e instalaron el juego. Luego decidieron que sería un arcade único. ¿Cómo podría la gente disfrutar del juego? Con las giras. Y así empezaron a llevar su creación por distintos puntos del país, para presentarla en fiestas, recitales y otros eventos.

Balestrini y Sáez también organizan torneos anuales. El quinto evento con esas características se desarrolló el 25 de noviembre pasado. “Es diferente de las otras fechas en las que nos invita una banda o una galería. Una vez por año hacemos esta reunión de los jugadores específicamente del juego. Es una competencia”, explica el diseñador.

Nave es solo una de las creaciones de Videogamo, la empresa que Sáez y Balestrini crearon en 2012. Además de la gira del arcade, actualmente tienen otra actividad principal. Es Dobotone, una consola que llevan a fiestas y en la que pueden participar cuatro jugadores más un quinto que controla lo que pasa en el juego.

Para comunicar todo lo referido a Nave, se manejan con una página web y con Facebook. Allí publican los eventos y los seguidores pueden enterarse de lo que está por venir. Pero, hasta ahora, para difundir Nave lo que más ha funcionado ha sido el “boca en boca” de la gente que lo jugó o que vio una foto y le llamó la atención. “Lo que pasó es que se fueron generando contactos”, apuntó Sáez. También han instalado el gabinete en una plaza y viajado por distintas provincias. Incluso han cruzado a Chile para presentar el juego.

La mayoría de los jugadores tiene entre 25 y 35 años, un dato que tienen en cuenta a la hora de elegir dónde llevan el gabinete de arcade. No obstante, les gusta ver el contraste con los chicos que nunca se han cruzado con un arcade porque, probablemente, habían cerrado todos cuando ellos nacieron.

Entre los seguidores, asegura Sáez, “hay de todo”. Están los más chicos que no se frustran aunque pierdan mil veces y siguen jugando pero también están los más fanáticos, que tienen obtienen récords en cada uno de los eventos. Incluso hay alguno con un tatuaje alusivo de Nave. “Nunca nos esperamos que a alguien le fuera a interesar tanto el juego”, confesó Balestrini.

--

Nota publicada en la edición 243 (diciembre/2017) de INFOTECHNOLOGY.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas